Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 30/3/17
Medicamentos

#Medicamentos

Todo legal: ya es ley en el país el uso medicinal del aceite de cannabisADJUNTO

Medicamentos

BUENOS AIRES, marzo 30: El Senado nacional aprobó por unanimidad la iniciativa para que el Estado garantice el acceso de estos productos, para determinadas enfermedades. Además, crea un programa para fomentar la investigación científica de estos tratamientos. Satisfacción de las familias y entidades promotoras. reclamo por el autocultivo, que el oficialismo decidió dejar de lado por ahora.

#Regulaciones
Por distintas irregularidades, la ANMAT retiró dos medicamentos de uso hospitalario
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 14: La agencia reguladora informó que junto a los laboratorios productores inició el retiro del mercado de varios lotes un tratamiento contra las alergias y una solución de contraste. Por otro lado, la entidad firmo un acuerdo de colaboración con el SENASA.
#SaludPública
En Provincia, acuerdo para usar menos mercurio en el sector de odontológico
ADJUNTO
LA PLATA, agosto 12: Entidades bonaerenses firmaron con el Ministerio de Salud provincial la reducción de la presencia de este material en amalgamas y otros elementos usados en la salud bucal.

Luego de que varias madres hicieran mediáticos los casos de sus hijos, varias provincias comenzaron a trabajar en la autorización para el uso legal del aceite de cannabis, que sirve para el tratamiento de algunas epilepsias graves en niños. La presión para que estos productos sean autorizados en el país, y el Estado se haga cargo de su acceso, hizo que el Congreso comenzara a tratar un proyecto, que ayer fue aprobado por una unanimidad. A partir de ahora, la investigación y desarrollo de los medicamentos derivados de la marihuana estará fomentada por el Estado, que tendrá un programa nacional que fomentará el uso medicinal, terapéutico y paliativo del dolor de la planta de cannabis. Entidades que venían trabajando a favor de este paso mostraron su satisfacción, aunque reclamaron que se incluya el autocultivo, que por el momento no es parte de la normativa. Detalles de cómo se pondrá en marcha el plan, y en qué países ya se utiliza.

El proyecto aprobado ayer miércoles en la cámara de Senadores establece “un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y paliativo del dolor de la planta de cannabis” y crea un programa nacional para el estudio y la investigación de su uso. El Ministerio de Salud, además, debe garantizar el aprovisionamiento de los insumos necesarios, ya sea a través de la importación o la producción por parte del Estado nacional, para lo que autoriza el cultivo de plantas de marihuana al CONICET y al INTA.

Por su parte, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) permitirá la importación de aceite de cannabis, cuya provisión será gratuita para quienes estén incorporados al programa a través de un registro nacional. Finalmente, el proyecto establece que el Estado impulsará la producción pública de cannabis y su industrialización para uso exclusivamente medicinal, terapéutico y de investigación.

“Yo conocí las propiedades del aceite de cannabis a principios del año pasado, por un problema familiar. Nos empezamos a juntar con otras mamás y creamos Mamá Cultiva. No es difícil producir el aceite, hay que tener mínimas reglas de higiene y algunos cuidados como estar en un ambiente aireado y usar electricidad y no gas como fuente de calor”, sostuvo Pamela Vicente, una de las mamás presentes ayer en el debate, e impulsora del proyecto.

En declaraciones al diario Página/12, Marcelo Morante, médico, profesor e investigador de la Universidad de La Plata y uno de los principales promotores del uso de estos productos, explicó que lo correcto sería “hablar de medicina canábica, más que de usos medicinales del cannabis”. “Químicamente, actúa porque en nuestro cerebro hay receptores para sustancias canabinoides porque naturalmente las producimos. Es como la morfina, que actúa porque químicamente es parecida a las endorfinas que nosotros producimos”, remarcó. “Hay que destacar la baja toxicidad del cannabis y que realmente actúa mejorando la calidad de vida del paciente. Impacta sobre el dolor, el humor, el sueño y el apetito, algo que los otros fármacos o tratamiento, como la quimioterapia, no consiguen”, insistió.

“El cannabis actúa de manera distinta en distintas personas. Entonces, de una planta podemos obtener varios productos con distintos efectos. Cada persona reacciona de acuerdo a la cantidad y calidad de sus receptores cerebrales”, remarcó Morante. “Finalmente, quiero hacer hincapié en tres aspectos fundamentales de esta ley. Uno, se va a producir cannabis de calidad médica porque va a estar controlada por el INTA, por ejemplo. Dos, el Estado apoya la investigación de los usos y propiedades del cannabis, que hasta ahora no se podía hacer. Y tres, el Estado garantiza la gratuidad para los que lo necesiten”, cerró.

En el recinto estuvieron presentes varias madres que tienen en el aceite de cannabis una esperanza para mejorar la calidad de vida de sus hijos, afectados por cuadros de epilepsias severos, entre otros. María Laura Alasi, la primera madre en obtener la autorización de la ANMAT para importar ese producto a fin de tratar la epilepsia refractaria que padece su hija de cuatro años, aseguró que la ley es "un sueño cumplido" para todas las familias que lo necesitan y corona "tanta lucha" para lograrla. Alasi, quien es fundadora de Cannabis Medicinal Argentina (CAMEDA), se mostró satisfecha con el aporte realizado por su familia a esta causa al impulsar el primer pedido de importación, tras el cual otras 200 familias obtuvieron respuestas similares.

En octubre de 2015 la ANMAT autorizó la importación de aceite de Cannabis "Charlotte" para la hija de Alasi, que experimentó una evolución importante de su enfermedad. La nena "fue diagnosticada de síndrome de West a los 7 meses, pero con el tiempo se le transformó en una epilepsia refractaria", que "le produce crisis convulsivas y un consecuente retraso madurativo", contó. Cuando empezó a tratarse con el aceite de cannabis "tenía 100 convulsiones diarias que duraban 40 minutos, y ahora tiene algunos períodos de inestabilidad, por eso es importante que los médicos y científicos nos acompañen para dar con la dosis justa", explicó. Ahora la nena "está conectada (con quienes la rodean), nos mira y nos sonríe", porque además pudo dejar las 10 pastillas anticonvulsivas que tomaba antes por día", dijo Alasi, que también quiere el autocultivo.

Ese tema generó las únicas críticas a la situación. Es que en gobierno nacional decidió no autorizar el autocultivo, pese a los reclamos. “El año pasado había en Diputados más de 15 proyectos sobre el uso del cannabis. Después del trabajo con los legisladores y grupos como Mamá Cultiva, los redujimos a dos. La diferencia fundamental entre ellos era que el del oficialismo sólo autorizaba la investigación y el nuestro también amparaba a los autocultivadores. Si bien falta ese aspecto, en el que ya estamos trabajando, es un primer paso importantísimo porque abre camino”, remarcó la diputada Carolina Gaillard, titular de la Comisión de Salud de la Cámara baja.

En este punto, una ONG de Bahía consideró que la ley de cannabis medicinal "nace vieja porque sirve a los intereses de unos pocos". Martín Ariel, miembro de la Asociación Civil Cannabis Medicinal Bahía Blanca, explicó que "la regulación crea un listado limitado de enfermedades que se pueden tratar" con los derivados de la marihuana. "Igual creemos que es un gran paso, ahora se va a poder avanzar en la investigación", dijo. Martín comentó además que los integrantes de las organizaciones que trabajan con cannabis medicinal estarán protegidas por un amparo. "Gracias a esto vamos a evitar allanamientos o ser criminalizados", explicó.

Hace unos días, Brenda Chignoli, conocida militante del uso terapéutico de la marihuana en Córdoba que participó de los debates en el Congreso de la Nación, sufrió un allanamiento en su casa, y la detención de su hijo. Mientras en el Senado se aprobaba la norma, ella sufría un allanamiento de la Policía provincial en su casa de Córdoba y tres personas fueron detenidas, entre ellas su hijo. En el procedimiento, que luego derivó en la intervención del Juzgado Federal Nº2 de Córdoba, le secuestraron un centenar de plantas de marihuana. Según informaron a La Voz fuentes de la Justicia federal, el operativo comenzó cuando dos personas evadieron supuestamente un control de la Policía provincial e ingresaron a una casa ubicada en zona rural, en la zona de barrio Talleres, cerca de la Circunvalación. La Policía irrumpió en la vivienda siguiendo a los dos hombres y en el interior se encontró con el hijo de Brenda, en posesión de cientos de plantas de marihuana. Una información preliminar consignaba la presencia de 150 o 200 plantas y elementos para el cultivo.