Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 4/1/17
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Piden la renuncia del titular del IOMA por “encubrimiento o complicidad” de casos de corrupción

ADJUNTO
SeguridadSocial

LA PLATA, enero 4: El gremio que reúne a técnicos y profesionales de la entidad le pidió a la gobernadora Vidal que desplace de su cargo a Sergio Cassinotti, por mantener a los funcionarios acusados por diversas irregularidades. Dicen que las nuevas autoridades no hicieron las auditorías necesarias, y que realizan una “administración reprochable”. Esta entidad impulsó en 2011 las denuncias que terminaron con el tráfico de medicamentos oncológicos dentro de la obra social.

#SeguridadSocial
Gremios docentes bonaerenses se quejan por el cierre de varias delegaciones del IOMA
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 15: Realizaron el reclamo ante las autoridades, en el marco de un encuentro con las autoridades de la obra social bonaerense. Aseguran que muchos maestros deben trasladarse a otras localidades para hacer diversos trámites. Las autoridades admitieron que hay más de 60 locales de la entidad cerrados, afectados por un plan de renovación informática.
#SeguridadSocial
Con la mira en la compra conjunta de medicamentos, se reúne el COFESA
ADJUNTO
BUENOS AIRES, diciembre 4: En la última cumbre del Consejo Federal de Salud, funcionarios de todo el país analizarán la posibilidad de usar este mecanismo para bajar los costos para la adquisición de tratamientos, en especial los de alta complejidad. “La compra conjunta es una de las políticas sustantivas de la gestión para lograr equidad en el acceso a los medicamentos”, dijo Adolfo Rubinstein.

Al asumir su cargo, Sergio Cassinotti prometió un cambio en el IOMA. Con un pasado vinculado a las droguerías y la seguridad social, el flamante funcionario comenzó sus tareas cuestionados por esas relaciones, y a poco más de un año de gestión no logró cambiar esa imagen. Todo lo contrario. El año inició con un pedido de renuncia por parte del gremio que representa a técnicos y profesionales, que le pidió a la gobernadora María Eugenia Vidal, por sostener a varios funcionarios en su cargo, cuestionados por sus vínculos con empresas y causas judiciales. En su pedido, se acusa al funcionario de “encubrimiento o complicidad” por esta situación, que no cambio demasiado desde que Daniel Scioli abandonó el gobierno. El gremio fue el que realizó las primeras denuncias judiciales en 2011, que derivaron en el escándalo por el tráfico de medicamentos oncológicos.

El pedido de renuncia de Cassinotti lo realizó el Sindicato Único de Profesionales, Trabajadores y Técnicos del Instituto de Obra Médico Asistencial (SUPTTIOMA), que mediante una carta documento enviada a la gobernadora Vidal le pidieron una audiencia para tratar “las reprochables conductas” del titular del IOMA y de su director de Recursos Humanos, Roberto Vola-Luhrs. En el texto, el gremio señala “que el motivo de la misma son los sucesivos hechos delictivos que han sido corroborados por la UFI con más de 20 denuncias por delitos complejos, sin que se haya derivado en revisiones disciplinarias”.

La carta documento, reproducida por el portal la Tecla, señala que “todos los funcionarios que se encuentran procesados por el delito en perjuicio de las finanzas de IOMA, continúan en sus cargos o han sido ascendidos”. “Existen pruebas sobre su doble actividad, como funcionarios del Estado provincial y como accionistas, testaferros o intermediarios de empresas prestadoras de servicio a IOMA”, advierten.

En este sentido, acusan al actual director de “no llevar adelante auditorías externas cuando el mismo Tribunal de Cuentas denunció el faltante de 2.800 millones de pesos en el ejercicio 2014/2015 en las cuentas de la obra social”. “Este encubrimiento o complicidad resulta penal y administrativamente reprochable y digno de una decisión política expulsiva”, concluyeron. Por eso, pidieron la remoción de los funcionarios involucrados, más los integrantes del directorio que pertenecen a la anterior gestión.

El SUPTTIOMA viene impulsando gran parte de las denuncias judiciales, entre ellas las que en 2011 terminaron con 10 detenidos por manejo irregular de medicamentos. “Pedimos que haya transparencia, que haya auditorías de corte para que podamos evaluar en qué condiciones quedó el IOMA, pero vemos que no hay voluntad. De cambiemos estamos pasando a transemos, y eso nos molesta, porque el gremio vienen hace años trabajando para defender al IOMA y darle más calidad al afiliado y mejores recursos para los trabajadores”, sostuvo el titular de la entidad, Raúl Seillant, en declaraciones al portal Política del Sur.

El manejo del IOMA quedo en el centro de la escena luego que la diputada nacional Elisa Carrió vinculó el uso de “cajas negras” en Astilleros, Loterías y Casinos y el IOMA con el ex ministro de la Jefatura de Gabinete de Buenos Aires, Alberto Pérez. al frente de éstas.

En tanto, desde el SUPTTIOMA remarcaron que los sanatorios que trabajan con la obra social de los empleados estatales bonaerenses en lugar de recibir el pago por sus servicios directamente del IOMA lo hacen a través de la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y otros establecimientos de la Provincia de Buenos Aires, (FECLIBA) y de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de la Provincia de Buenos Aires (ACLIBA).

A mediados de año, ante este y otros problemas sectores de la oposición comenzaron a pensar en una medida drástica: la intervención del organismo. El proyecto lo presentó el diputado del Frente Renovador Pablo Garate, y es una continuidad de la iniciativa que había realizado en la cámara baja en su momento el ex lilito Walter Martello, ahora aliado a Sergio Massa. Además, en el massismo le apuntan a la complicidad de los representantes de los gremios respecto del desmanejo y la corrupción. “Para que haya detenciones tiene que haber plena prueba de que algunos de los delitos se cometieron, sobre todo a los vinculados a la falsedad de las historias clínicas y la compra de medicamentos oncológicos para personas que no lo necesitaba”, explicó Martello, que recordó que “se había construido todo un sistema en donde el director era cómplice”.