Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 20/10/16
PAMI

#PAMI

Corrupción en el PAMI: lanzan medidas para evitar el fraude con medicamentosADJUNTO

PAMI

BUENOS AIRES, octubre 20: Autoridades de la entidad anunciaron que se comenzará a universalizar el uso de la receta electrónica, como parte del plan para evitar fraude en la dispensa de medicamentos. También se impondrán controles biométricos de afiliados, para garantizar que las prestaciones e insumos lleguen a los verdaderos beneficios. “Casi todos los fraudes con medicamentos se realizan con recetas manuales”, alertan las autoridades.

#LuchacontraelCancer
Anuncian la creación de “polo oncológico” para tratamientos inéditos en el país
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: El Centro Argentino de Protonterapia (CEARP) ofrecerá tratamientos avanzados para el cáncer "nunca antes disponibles en el país". Requerirá una inversión de 80 millones de dólares, y estará en pleno funcionamiento en el año 2020.
#NuevosTratamientos
Cardiólogos locales festejan que la OMS incluya anticoagulantes en su lista de esenciales
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Desde la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) celebraron que la entidad incluyera los nuevos anticoagulantes orales directos”, denominados NOACs, en la reciente ampliación de su listado de tratamientos esenciales.

Durante todo este año, se fueron conociendo causas judiciales que investigan fraude en el PAMI, la obra social de los jubilados. En varias provincias, la justicia desbarató bandas dedicadas a retirar medicamentos y otros insumos de manera irregular, un escándalo que comenzó en Santiago del estero y que luego se extendió a otras zonas del país, como Córdoba y Misiones. En este panorama, las nuevas autoridades del organismo se comprometieron a transparentar los mecanismos internos para frenar los desfalcos. En este sentido, se anunciaron una serie de medidas, que van desde la universalización de las recetas electrónicas a la puesta en marcha del sistema biométrico para identificar a los afiliados. “Casi todos los fraudes con medicamentos se realizan con recetas manuales”, recordaron las autoridades.

Las medidas preventivas para evitar fraude con medicamentos fue anunciado por el coordinador del área de Planificación del PAMI, Ignacio Cosentino, durante un encuentro organizado por la Asociación Dirigentes de Empresa (ADE) y la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES). Según informó el funcionario, las medidas buscan “un salto de modernización”, e incluyen la universalización de las recetas electrónicas a fines de este año y sumar en 2017 sistemas biométricos de identificación de los beneficiarios.

“Casi todos los fraudes con medicamentos se realizan con recetas manuales, mientras los dispositivos electrónicos permiten generar trazabilidad sobre quién dispensa, el diagnóstico del afiliado, los medicamentos dispensados y los entregados por la farmacia”, precisó El funcionario remarcó que la problemática del fraude con medicamentos “no se resuelve con un ejército de auditores que revisen a cada afiliado”, dijo el funcionario, en diálogo con la agencia estatal Télam.

Cosentino recordó que el afiliado del PAMI tiene beneficios que van desde 50 a 100 por ciento sobre el precio de los remedios, que en los últimos años fueron ganando preponderancia frente a las prestaciones: “hoy se accede con más facilidad al medicamento que a la prestación médica adecuada”, advirtió.

Con respecto a la situación presupuestaria del INSSJYP (Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, en el que se enmarca el PAMI), el funcionario admitió que “siempre los años de caída del salario real son difíciles, porque tenemos los ingresos atados a la lógica del empleo y del salario”. “La presión en los costos genera estrangulamientos y ciertas dificultades que son revertidas en los años en que cambia la tendencia”, agregó Cosentino.

El PAMI -que maneja el quinto presupuesto más alto del Estado, que este año alcanza a casi 91 mil millones de pesos- atiende a más de 4,8 millones de afiliados, por lo que alcanza en forma directa o indirecta a 12 millones de personas, con 23.700 prestadores y 14.400 trabajadores.

Si bien el Presupuesto 2017 elevará la partida a unos 100 mil millones de pesos, el Instituto -ente público no estatal con 628 agencias y 38 unidades de gestión local- contaría el año próximo con recursos por 108 mil millones de pesos, dada la masa de ingresos proyectada en relación con la masa salarial. La necesidad del Programa de controlar el gasto en medicamentos se relaciona con el peso de ese rubro en el presupuesto del INSSJYP, que este año supera el 27 por ciento (unos 27.400 millones de pesos, renglón sólo superado por las prestaciones, que ascienden a 29 mil millones de pesos).

Cosentino destacó la importancia del convenio con la industria farmacéutica: “el aumento de precios en el primer semestre -definió- puso en jaque al Instituto y fue necesario sentarse a establecer un nuevo acuerdo con determinados techos presupuestarios”, que permitió aplicar rebajas de hasta 30 por ciento en medicamentos. “La crisis que hay en términos de costos, en el sector Salud -agregó el funcionario- es conocida mundialmente, inclusive con quiebra de financiadores”, por lo cual el PAMI impulsa “una nueva estrategia, no sólo por una cuestión de costos, sino de valor, vinculado al beneficio potencial”.

“Nos preocupa la equidad en la oferta de servicios y apuntamos a una mejora en los quintiles (de población) menos favorecidos”, sostuvo Cosentino. Destacó luego los objetivos de “concentrarnos en una cobertura universal, de alta calidad, con responsabilidad, transparencia e inclusión, y sobre todo modernización, determinante para revertir el colapso”.

“No puede ser que cada institución sea un mundo cerrado, hay problemas compartidos y la propuesta es generar sistemas centralizados de gestión”, ya que “la no sincronización y la falta de prevención deriva en discapacidades más adelantadas, que sin duda generan mayores costos”, agregó el gerente del PAMI.

Destacó además el trabajo “en bases de datos, para combatir el fraude y mejorar la gestión; en “inteligencia sanitaria”; y en "tableros de comando estratégico en términos de planificación, para reducir la burocracia”. Cosentino puso de relieve por último, que este año se ahorrarán unos 2 mil millones de pesos al corregirse distorsiones en distintas áreas y subsanarse “la falta de control del padrón de afiliados, en contrataciones y en el sistema de derivaciones”.