Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 30/6/16
IndustriaFarmacéutica

#IndustriaFarmacéutica

El gobierno y los laboratorios nacionales, en “guerra” por licitación de medicamentos

ADJUNTO
IndustriaFarmacéutica

BUENOS AIRES, junio 30: La industria farmacéutica local se quejó porque en las nuevas compras para el Plan Remediar no se privilegiará a la industria local, como establece la ley. CILFA, con apoyo de la UIA, denunció que se violará la legislación actual. Pero desde el gobierno aseguran que buscan garantizar la competencia, y que mejoré el suministro de fármacos. “Que ajusten sus precios para poder ganar las licitaciones”, dijeron en Salud.

#AbusoDeMedicamentos
Reino Unidos en alerta por el abuso de opiáceos y sus efectos sanitarios
ADJUNTO
LONDRES, septiembre 11: Como sucede en Estados unidos, el uso abusivo de estos medicamentos está creciendo en la última década, y genera cada vez más cuadros adictivos.
#DolordeCabeza
Migrañas y cefaleas, males que crecen y afectan a millones de argentinos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 10: La migraña afecta a una de cada 7 personas en todo el mundo, pero sigue siendo una enfermedad sobre la que hay mucho desconocimiento. En cuanto a las cefaleas, el 53 por ciento de los argentinos dicen padecerlas de manera frecuentes.

En medio de la tensa negociación por el futuro convenio del PAMI, se abrió un nuevo capítulo en la tensa relación entre el gobierno nacional y la industria farmacéutica. Esta vez, el foco de conflicto se inició con los laboratorios nacionales, que elevaron una queja formal por un supuesto cambio en la forma de licitar y adquirir medicamentos por parte del Ministerio de Salud, que dejo de dar trato preferencial a las firmas locales. La polémica se generó a partir de una nueva compra de tratamientos para el Plan Remediar, que ahora incluirá productos importados. Desde su creación, este programa prevé privilegiar a las farmacéuticas nacionales, algo que dejaría de pasar. La versión oficial indica que no habrá incumplimientos de la ley. Puertas adentro, los funcionarios advierten: “bajen los precios y compitan”.

La actual gestión del Ministerio de Salud decidió cambiar la entrega de medicamentos de forma gratuita que hacía el Plan Remediar, que ahora será responsabilidad del la denominada Cobertura Universal de Medicamentos. En julio, se abrirá la licitación 4/2016, para la compra de fármacos para ese programa. La novedad es que la misma es internacional, y dejaría de privilegiar los tratamientos nacionales, como marca la ley que en 2002 creó el plan. Esto puso en alerta a las farmacéuticas de bandera nacional, que reclaman se mantenga la normativa como hasta ahora. Para el gobierno, así se garantiza la provisión para todo el año, con la intensión además de bajar los precios.

Esta semana, la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), que agrupa a los laboratorios locales, denunció que el gobierno desconoce la ley que creó el Remediar, y que establece trato preferencial para sus productos. Con respaldo de la Unión Industrial Argentina (UIA), le envió una carta al Ministerio de Salud nacional, donde reclama “el cumplimiento de leyes nacionales de orden público, facultando a los oferentes a presentarse con certificados de registros de especialidades medicinales no concedidos por la ANMAT y vulnerando disposiciones de la ley de compre nacional”. Incluso se advirtió que los responsables de la licitación “pueden ser sancionado penalmente por incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

“En esta licitación se cambió el criterio histórico del Plan Remediar y se eliminó la preferencia nacional. Además, permite que se compren medicamentos que no tienen registro en la Argentina y de laboratorios que no están habilitados, con lo cual tampoco pagan impuestos localmente. Es imposible competir”, se quejó una fuente de la industria, citada por el diario La Nación en su edición del jueves 30.

La respuesta del gobierno llegó de la mano del viceministro de Salud y secretario de Salud Comunitaria, Néstor Pérez Baliño. En primer lugar, el funcionario aclaró que la licitación cumplirá con las normas vigentes, ya que “no puede estar en contra de la legislación argentina”. “Para darle más transparencia haremos la licitación internacional a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), porque lo que nos interesa es que se compre con precios bajos, por lo que le pedimos a la industria nacional y a la extranjera que se ajuste”, señaló el funcionario, en una nota concedida a la agencia gubernamental Télam.

Pérez Baliño reiteró que eso no implica “incumplir con ninguna ley argentina”, y que quienes se presenten a la licitación deberán tener las aprobaciones correspondientes de ANMAT. “Probablemente CILFA haya interpretado que no se iba a priorizar la industria nacional, pero lo que sucedió fue que hace unos días se hizo una audiencia pública con todos los interesados en participar del concurso, recogimos todos los aportes que se hicieron y ahora haremos una reunión de gabinete para evaluar y abrir la licitación próximamente”, explicó.

La pelea por la licitación de productos para el nuevo Remediar se da en medio de la negociación por el nuevo convenio del PAMI, que enfrenta a toda la industria farmacéutica con el gobierno, que incluso amenazó con ingresar los genéricos a la discusión. En cuanto a la compra, si bien la ley establece que la prioridad la tengan las firmas locales (pueden tener una diferencia de un 15 por ciento respecto de productos importados) la jugada del gobierno es lograr mejores precios, logrando una competencia abierta. “Lo que nosotros queremos es que ninguno tenga desventajas y participe con precios competitivos”, afirmó el viceministro. “Que ajusten sus precios para poder ganar las licitaciones”, se plantó el ministerio.

La licitación 4/2016 es para la compra de medicamentos del antiguo Plan Remediar, un programa de salud que nació en el 2002 con el objetivo de distribuir en forma gratuita medicamentos esenciales para la atención primaria de la población sin ningún tipo de cobertura. Ese plan contaba con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero desde la cartera sanitaria informaron que en la actualidad el programa dejó de funcionar y que los medicamentos, que "están garantizados", se compran con fondos de Nación a través de la Cobertura Universal de Salud.