Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 30/12/15
Farmacias

#Farmacias

Lo que deja el 2015: cinco momentos que marcaron a la farmacia argentina

ADJUNTO
Farmacias

BUENOS AIRES, diciembre 30: La deuda del PAMI, la lucha para evitar que se corte la entrega de medicamentos los fines de semana, la política de precios, el cambio de gobierno bonaerense y las trabas a las importaciones marcaron el ritmo del sector en este 2015 que termina. Aquí, cómo lo vimos desde MIRADA PROFESIONAL, un balance de un año movido y duro.

#SaludPública
Cerca de 2 mil niños argentinos padecen distrofia muscular de Duchenne
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 6: Son datos de la Asociación Distrofia Muscular (ADM), en el marco del Día Mundial de concientización de este mal, que se conmemora mañana 7 de septiembre.
#NuevosTratamientos
Expertos destacan los resultados de un nuevo medicamento contra la esclerosis múltiple
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 11: Desde hace cerca de un año se usa en el país un medicamento a base de la droga cladribina, aconsejado para pacientes adultos. En un encuentro resaltados los buenos resultados de esta terapia oral.

El año comienza a transitar sus últimas horas, y son momentos ideales para hacer balances. Se puede decir mucho de este 2015, menos que fue uno más. Marcado por la agenda electoral, los cruces políticos y los cambios de gobierno, estos 12 meses también fueron muy intensos para las farmacias argentinas. Las políticas de precios de los medicamentos del gobierno anterior se profundizaron, con el daño a la rentabilidad que esto generó, poniendo a muchas regiones en jaque. Los problemas en el PAMI se mantuvieron, y en algunos casos se profundizaron, en especial desde los cambios de autoridades, cuando la deuda con los mostradores se potenció. Además, se debieron hacer gestiones para evitar el corte de entrega de productos los fines de semana, una maniobra de las droguerías que sólo beneficiaba la concentración. Fue, en definitiva, un año duro, y las perspectivas se mantienen así. MIRADA PROFESIONAL hace un balance de los cinco hechos que marcaron la realidad de la farmacia, y que serán recordados como los picos de un 2015 muy agitado.

La eterna lucha con el PAMI.

La relación de las farmacias con el PAMI tuvo en el año muchos altibajos, de la mano de una larga historia de desencuentros. La deuda que mantiene la obra socia nacional con el sector se hizo en el segundo tramo del año insostenible, y generó algunos cortes de servicios en varias zonas del país. Además, puso a los mostradores independientes al borde del precipicio. El atraso que el Instituto de los Jubilados mantiene con las farmacias alcanzaría e incluso superaría los 2000 millones de pesos, más allá que la Industria del medicamento, administradora del convenio PAMI, adelantó un pago de 780 millones el pasado 22 de diciembre.

En varias editoriales, MIRADA PROFESSIONAL alertó sobre esta realidad. Durante el año se habló de los problemas de suministro, del descalce y de la falta de recursos. A comienzos de mayor dijimos: “la deuda del PAMI hace que las farmacias bonaerenses y de todo el país tengan dificultades grabes para afrontar el pago de sus obligaciones, incluso las droguerías, que en muchos casos comenzaron a cortar algunas cuentas corrientes”. El año pasó, las soluciones no llegaron.

Por estas horas, la situación no mejora. Según se reportan en varias zonas del país, se reportan dificultades a la hora de hacerse de tratamientos, en especial los 100 por ciento. “Mi padre tiene 88 años y consume tres remedios. Normalmente el médico le hace las recetas y en las farmacias me los entregan sin abonar nada. Ya el mes pasado tuve problemas y lo aboné. Pero este mes pasó lo mismo y en las farmacias directamente me dicen que no se atiende más por PAMI”, sostuvo un afiliado del PAMI al diario el Día de la Plata.

Para colmo, las nuevas autoridades de la entidad aseguran que se encontraron con “números en rojo” y muchas irregularidades. En declaraciones periodísticas, el nuevo titular del PAMI carlos Regazzoni apuntó a la red de corrupción que dice está incrustada en el organismo. Según sus palabras, lo encontró en la obra social de jubilados y pensionados “fue una barbaridad”, por lo que denunció penalmente a Di Césare, por supuestos manejos irregulares. Consultado sobre qué nivel de corrupción encontró en el PAMI en una escala de 0 a 10, respondió: “yo diría que hay un nivel 6, que es demasiado, una barbaridad”.

“Un nivel similar al que hemos encontrado en otras áreas del Estado y que el presidente (Mauricio Macri) está investigando, con el agravante del volumen, la escala, porque el PAMI es uno de los presupuestos más grandes del país, con unos 69 mil millones de pesos”, agregó. Consultado sobre si Di Césare se liquidó dos millones de pesos en concepto de vacaciones no gozadas, respondió: “Sí, fue exactamente así”. “Entonces, el equipo legal opinó que ameritaba la denuncia (al respecto) porque las vacaciones es un concepto que no se acumula”, concluyó.

Entrega los fines de semana.

A comienzo de noviembre, las droguerías tomaron la decisión unilateral de dejar de entregar medicamentos los fines de semana y los feriados, una medida resistida por las farmacias bonaerenses, aludiendo a “cuestiones de costo”. Ante esto, los mostradores, junto a la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Salud provincial, se comenzó una campaña para evitar que esta medida repercuta en el acceso a los tratamientos de miles de bonaerenses. Además, de mantenerse se favorecería la concentración en grandes capitales, capaces de tener stock prolongado para varios días sin entrega.

Las protestas llegaron a la justicia, donde las entidades presentaron un recurso de amparo para poner fin a la iniciativa. Así, a comienzos de diciembre, un juzgado civil de la ciudad de La Plata hizo lugar al recurso de amparo presentado por la Defensoría bonaerense, por lo que las droguerías deberán entregar a las farmacias de la Provincia los medicamentos que éstas soliciten los fines de semana y feriados. “Un juzgado civil de la Capital bonaerense hizo lugar al recurso de amparo presentado por la Defensoría y obligó a las droguerías a entregar remedios esos días”, sostuvo el defensor del Pueblo Marcelo Honores en declaraciones periodísticas.

Desde que se tomó esta medida, se notó una “sostenida falta de medicamentos” en las farmacias provinciales. La Defensoría entiende que las droguerías “llevaron adelante esta determinación en forma unilateral e inconsulta”. Desde los sábados por la tarde, han dejado de proveer medicamentos a las farmacias. Por tal motivo, Honores expresó que el escenario “genera una amenaza vinculada con la posibilidad de que la población se vea impedida de acceder a un bien social como son los medicamentos, lo que genera un severo ataque al derecho a la salud y a la vida”. La medida se revirtió, y en estos días todavía no se termina de normalizar, y todavía queda la duda si las distribuidoras querrán poner un gasto extra a esas entregas, algo totalmente rechazado por las farmacias.

Idas y vueltas con los precios.

La política de precio de los medicamentos de los últimos años dejó a las farmacias independientes con serios problemas de rentabilidad. En un contexto inflacionario, en los últimos años se mantuvo atado el valor de los tratamientos, permitiendo subas dos o tres veces por debajo de la inflación real. Esto se transformó en un grave problema para la rentabilidad del sector, y hasta el momento el cambio de gobierno –que llevó nuevas autoridades a la Secretaría de Comercio Interior, encargada de negociar valores con los laboratorios –revirtiera la situación.

Este año, hasta las elecciones, se habían permitido tres aumentos, inferiores al ritmo de la economía general. En noviembre, los medicamentos subieron un 3 por ciento. De este modo, los valores de los remedios ya suman a lo largo de 2015 un incremento del 14,8 por ciento. El primer movimiento se había dado durante el primer semestre de este año, cuando desde la dependencia que comanda Augusto Costa le dio el visto bueno para que los precios crecieran un 5,6 por ciento.

De acuerdo con un informe de M&S Consultores, desde 2003 hasta 2014 los medicamentos fueron uno de los rubros de la canasta básica, junto con servicios públicos como la luz y el transporte, que menos subieron de precio, con un ajuste acumulado del 244 por ciento. En el mismo período, los alimentos y bebidas aumentaron, en promedio, más del 900 por ciento, mientras que el costo general de la canasta creció un 668 por ciento (Diario La Nación, 4/11/2015).

El cambio de gobierno generó una estampida general de los precios, que terminaron disparando algunos tratamientos. Ante esto, los laboratorios nacionales decidieron rebajar sus productos un 7 por ciento, algo que volvió a golpear a la farmacia. En un acuerdo presentado como “exitoso”, los laboratorios nacionales retrotraerán los precios un 7 por ciento, en medio de la devaluación más grande de los últimos tiempos. No sólo se crea un nuevo bache financiero en los mostradores, sino que además se pone en estado crítico la capacidad de reponer los fármacos. Otra coincidencia nefasta: la farmacia no es parte de ninguna mesa de negociación.

“Cambian los gobiernos y dirigentes pero la situación para la farmacia no cambia. El campo y la industria reciben un trato de baja de retenciones y las farmacias no son atendidas con las mismas "gentilezas" para baja las retenciones confiscatorias por atender al sistema de Seguridad Social y prepagas médicas. Acá hay miles de familias y manos de obra en riesgo. Desde el lunes las Farmacias Argentinas amanecerán más pobres sin que nadie vea esta situación” (editorial MIRADA PROFESIONAL, 18 de diciembre de 2015).

Cambio de gobierno en la Provincia

Pocos imaginaban cuando comenzó el año que a la hora de hacer un balance, iban a tener que hablar de María Eugenia Vidal, y menos nombrarla como gobernadora. Su llegada se volvió una luz de alerta para los farmacéuticos bonaerenses, ya que en la Ciudad de Buenos Aires el PRO, la fuerza de la nueva gobernadora, abrió el mercado de las farmacias, y fomentó el crecimiento de Farmacity. Ante esto, sus primeros pasos fueron vistos con lupa.

“Voy a gobernar para todos”, prometió Vidal durante su jura. Para el sector farmacias, el inicio de este gobierno es un enorme desafío. En primer lugar, ante las sospechas de algún intento de ir contra las leyes sanitarias, en especial la 10.606. Es necesario garantizar el respeto por las normas y por las políticas públicas que necesita la Provincia, y que el gobierno que viene sea para el bien de todos. En este sentido, será clave saber los primeros lineamientos de Zulma Ortiz, la flamante ministra de Salud, que deberá tomar las riendas del los 78 hospitales, los muchos centros asistenciales y de un sistema que tuvo este año varios problemas de fondo (12/12/2015).

Para entender que es Farmacity, MIRADA PROFESIONAL publicó en junio de este año una especie de radiografía del gigante, con información exclusiva de su modelo de negocios y su estrategia jurídica para sostenerse más allá de lo que dice la ley. Las dos caras de Farmacity en realidad son una, que forman un emporio poderoso que no sabe de leyes ni regulaciones. El esquema es bastante sencillo visto de afuera: sus más de 250 locales le dan ganancias extraordinarias, parte de las cuales las usan para fomentar su beneficio, a través de recursos esencialmente judiciales que les permita sortear los obstáculos legales. En otras palabras, mucho dinero para gastar en los tribunales. Para tener una idea de este “poder de fuego”, sólo hay que ver el costado económico de la firma, que forma parte del poderoso grupo Pegasus. Según confirmaron confiables del sector farmacéutico, las ventas anuales de Farmacity en 2014 ascendieron a 6.492 millones de pesos, con ganancias netas de 147 millones de pesos (10/7/2015).

Faltantes, una historia repetida .

De la mano de un sistema de importación complejo y en muchos casos obsoleto, durante el 2015 hubo problemas en el normal suministro de algunos medicamentos y vacunas. Desde los problemas con el Paracetamol hasta las denuncias por los problemas para conseguir dosis de vacunas, el tema generó cruces entre funcionarios y especialistas durante todo el año. En este contexto, la legisladora porteña y ex Ministra de Salud Graciela Ocaña aseguró que no hay algunas vacunas del Calendario Oficial, lo mismo que medicamentos importados. Desde el Ministerio de salud nacional desmintieron las versiones, y aseguraron que están garantizadas las dosis.

"Faltan varias vacunas, entre ellas la Quíntuple y la Sabin, en los grandes centros vacunatorios tienen miedo de que el gobierno les diga algo, por eso no se atreven a denunciarlo”, sostuvo Ocaña al portal Infobae. Tras asegurar que "esto pasa porque hay problemas con las importaciones, que hacen que los insumos queden en la Aduana o no se les autorice el ingreso al país", la legisladora ironizó que "esto es parte de la política exitosa que estamos viviendo actualmente de manos de (el ministro de Economía Axel) Kicillof; el país está en stand by".

Ante esto, desde el Ministerio de Salud nacional aclararon que la información era falsa. Mediante un comunicado, la cartera sanitaria ratificó que “cuenta con stock suficiente de todas las vacunas del Calendario Nacional vigente necesarias para mantener las coberturas de vacunación adecuadas para toda la población, y que se están distribuyendo con normalidad las dosis correspondientes en las 24 jurisdicciones del país”. Esto incluye la provisión a todos los subsectores de la salud— público, privado y de la seguridad social— de vacunas que registran faltantes debido a problemas de los laboratorios farmacéuticos que las producen.