Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/11/15
mercadofarmacéutico

#mercadofarmacéutico

Los precios atrasados de los medicamentos. Un sector excluido de la realidad

ADJUNTO
mercadofarmacéutico

CABA, Noviembre 13: En los últimos 13 años los precios de los medicamentos aumentaron solo el 244% mientras los precios restantes de la economía lo hicieron en un 690%. Frente a los cambios que se vienen en la economía, la pregunta que surge es: ¿Cómo puede soportar todo el sector relacionado con los medicamentos semejante atraso? Muchas fuentes de trabajo emplean las farmacias, droguerías y laboratorios. El escenario presente y futuro pone en jaque a todo un sector sensible de la economía argentina. AUDIO; reportaje LANATA a Farm. Claudio Ucchino Presidente COFyB Capital Federal

#Tecnología
El hospital Garrahan renovó su sitio de búsqueda de medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 18: El centro de referencia pediátrico mejoró la estructura interna y las formas de búsqueda de su portal “Medicamentos”, que permite que se realicen consultas online sobre tratamientos pediátricos, desde su disponibilidad hasta las dosificaciones para los niños. Por mes, se reciben unas 263 mil consultas sobre los 600 tratamientos que forman el vademécum.
#Farmacias
Por la crisis farmacias de Misiones dispensan más medicamentos para dormir
ADJUNTO
POSADAS, septiembre 13: En los mostradores se nota el aumento de la demanda de estos productos. Si bien no hay estadísticas oficiales, a nivel regional se estima que el 20 por ciento de las personas recurren a ellos para un buen descanso.

Más allá de que la última suba de precios haya respetado o no los parámetros oficiales, cada vez suenan más fuerte las quejas de los laboratorios y de los farmacéuticos por lo que entienden como un "muy fuerte atraso" en los precios de los remedios. En otras palabras, la opinión casi unánime entre las empresas es que los valores de venta deberían subir mucho más de lo que se vienen incrementando.

Con pedido de anonimato, fuentes de los laboratorios coinciden en quejarse de que el Gobierno los viene "discriminando" desde 2007 al autorizarles subas "muy inferiores a la inflación real y a la evolución de los costos". Según sostienen, se llegó a un nivel de atraso tal que se necesitaría un aumento del 60% para volver a niveles "razonables".

Como prueba, presentan un informe reciente del estudio M&S Consultores según el cual, entre 2003 y 2014, los medicamentos únicamente subieron un 244%, pese a que en el mismo lapso la inflación general avanzó un 668%, los alimentos se encarecieron un 846%, las cuotas de la medicina prepaga un 882% y los salarios del sector privado formal un 657%.

Según esos datos, sólo en rubros como el transporte público y la energía se verificaron variaciones tan escasas, y en esos casos fue posible sostener los precios con cuantiosos subsidios estatales, que los laboratorios no reciben.

"Esto hizo que el sector perdiera el 60% de su rentabilidad en los últimos 8 años", aseguran. Y brindan como ejemplo que los medicamentos, en lo que va de este año, "subieron menos del 15%", mientras que los salarios del sector de la Sanidad se actualizaron un 33% en paritarias. "Esa desproporción ya había ocurrido en años anteriores y los salarios representan el 30,5% de nuestros costos", explican.

En las farmacias, por su parte, también se quejan de que la falta de mayores de aumentos perjudica a los negocios y que termina generando molestias para la gente.

Según Claudio Ucchino, presidente del Colegio de Farmacéuticos porteño, los medicamentos de mayor salida vienen subiendo a un ritmo del 15 al 17% anual en promedio. "Es mucho menos de lo que aumentaron el resto de los rubros, los sueldos del personal de las farmacias y los costos fijos de los negocios, como los alquileres", explica. Y menciona, como agravante, que las farmacias deben pagar los remedios en 21 días, pero que tardan 75 días en cobrar los descuentos de la seguridad social, situación que las "desfinancia".

"Así, hoy las farmacias chicas y medianas ya casi no pueden tener stock. Y eso obliga a los pacientes, en cada vez más casos, a ir una vez para encargar el producto y otra vez para buscarlo".

Fuente Clarín