Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Una fórmula para bajar persianas de farmacias: los precios de los medicamentos bajan y la inflación de la economía sube desde enero 12.62% acumulada

ADJUNTO
MiradaProfesional

Con dos congelamientos a cuestas, las farmacias tienen rentabilidad negativa, y pierden plata de sus estanterías de medicamentos. Así, es imposible seguir atendiendo PAMI y la seguridad social. Un esquema que solo favorece la concentración en grandes cadeneras de farmacias. La locura de repetir medidas que ya fracasaron. FUENTES: Farm.Trusendi y Estudio M&S Consultores. HAGA CLICK SOBRE LAS IMÁGENES PARA AMPLIARLAS

#NuevosFármacos
Llega a España un nuevo tratamiento contra patologías autoinmunes graves
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 12: El medicamento de Pfizer Xeljanz logró la autorización de la Sanidad de ese país como alternativas para males como la colitis ulcerosa (CU) activa de moderada a grave y artritis psoriásica activa (APs).
#Vacunas
Confirman recursos para reactivar la producción de la vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: La secretaría de Salud confirmó unos 26 millones de pesos para comprar los equipos necesarios para volver a producir las dodis que previenen este mal. Además, con ese dinero se garantizarán insumos, ante las denuncias de desabastecimientos en el instituto Julio Maiztegui.

Para el caricaturista y humorista catalán Jaume Perich Escala, popularmente conocido como El Perich, “las matemáticas son una ciencia exacta salvo cuando te equivocas”. Los números no se equivocan, podemos añadir, pero sí, quien los hace. Con la reciente baja de precios en el sector farmacéutico pasa lo mismo. Anunciado por el gobierno como un logro, cuando hacemos las cuentas “finas”, los datos no son tan alentadores. Sobre todo para las PYMES de farmacias, que otra vez deben sufrir el impacto de una medida pensada desde un escritorio, sin tener en cuenta la realidad económica y financiera del sector.

La baja a valores de mayo, sumada al acuerdo firmado en marzo, muestra lo que perdimos los farmacéuticos independientes en este esquema. Una fórmula para bajar persianas: Dilaciones en lo pagos de las obras sociales, recobro a valores devaluados, más la baja de precios, más inflación recurrente, menos rentabilidad. El resultado está a la vista de todos: crisis terminal de la atención de medicamentos a la seguridad social.

La nueva baja de los valores de los medicamentos, que deberán congelarse según los precios de mayo de este año, y mantenerse 60 días, repite la fórmula utilizada por Comercio Interior a comienzos del año, que significó un golpe a la farmacia, que debió afrontar una desfinanciación grave que nadie compensó en valor a los stocks de medicamentos en las estanterías de cada farmacia; en la realidad. . Ahora, la resolución 90 insiste con una ecuación que no cierra por ningún lado. Como ya sucedió con el anterior congelamiento, con estas medidas las farmacias son el único sector que tienen “una paritaria a la baja”, es decir, que los acuerdos salariales de las PYMES de farmacia –en caso de los mostradores, el salario es la diferencia entre la compra y venta de medicamentos –van por debajo de los niveles inflacionarios generales. Muy por debajo, añadimos.( Ver cuadros de inflación en imágenes anexas Fuente M&S)

Los números duros de esta caída están a la vista gracias a un trabajo de seguimiento del amigo y farmacéutico Fernando Trusendi, colega que tiene su farmacia en el sur de Córdoba, podemos tomar dimensión de esta caída.

Según sus datos, que le acercó a MIRADA PROFESIONAL, si tomamos los valores de unos 55 medicamentos de rotación en el mostrador, de enero (cuando se hizo el primero plan de congelamiento) a julio (cuando finaliza el segundo), los precios se retrajeron. Es decir, sólo por abrir y trabajar, las farmacias perdimos en medicamentos de alta rotación para las obras sociales un capital importante y rentabilidad en porcentajes vitales para el sostenimiento de la oficina de farmacia, cuando la economía general sufrió una inflación del 12.62% acumulada como mínimo desde enero hasta fines de junio. Un disparate, que no se repite en ningún sector de la economía actual.

El cuadro del colega de Córdoba fue realizado en base al valor de venta de 55 medicamentos que suelen dispensarse en cualquier farmacia en la seguridad social, incluyendo algunas presentaciones de venta libre u OTC. Incluir estos tratamientos, que están por fuera de los acuerdos, busca mostrar que el problema de la rentabilidad no tiene límites y que salvo que una farmacia atendiera solo medicamentos de venta libre -un imposible-, las cuentas estarían en rojo y se ponen inviable para seguir manteniendo las fuentes de trabajo farmacéutico. Incluso si a esto le sumáramos la retracción (recesión) en la compra de especialidades medicinales no indispensables como los OTC. Nuestras conclusiones serían peores de la que estamos haciendo.

La retracción de los precios de los medicamentos, la falta de cobro de las facturas de PAMI, que todavía se le debe a las farmacias de la segunda quincena de marzo, el cobro de las prestaciones a valores depreciados cuando los que vamos al supermercado al cerrar nuestras farmacias, queremos comprar los productos de la canasta familiar que no paran de aumentar, sean cuidados o no, se suma al otro flagelo que golpea a las farmacias (y en rigor de verdad a todas las actividades): la "recesión más inflación".

Los cálculos más optimistas aseguran que hay un 2,0 por ciento mensual, lo que da un 12,6 por ciento en el período enero-junio. Con BONIFICACIONES CONFISCATORIAS que hacemos los que atendemos a PAMI de alrededor 17 puntos en las grandes ciudades - más del 50% de nuestro honorario- combinadas, a la inflación del 12,6 dan una pérdida de capital y de rentabilidad, imposible de sostener. Así, con los datos duros en la mano, las farmacias ni siquiera logran empatar la caída de la actividad, sino que van en franca retirada. Ya no tienen rentabilidad nula, hoy por hoy se verifica rentabilidad negativa.

Abrir la farmacia para atender a la seguridad social se convirtió en abrirla para perder, más cuando el consumo de los medicamentos de PAMI al 100% de descuento está llegando a valores de consumo jamás estimados por nadie. Subvencionados por "la maquinita" y por el aporte de capitales privados o sea LAS PROPIAS FARMACIAS. Seguir así es trabajar para sostener un sistema que no nos ofrece nada. Absolutamente nada. Un sistema que se acerca cada día a su propia implosión.

En estas condiciones, la farmacia argentina no está en condiciones de atender PAMI y otras obras sociales con alta cobertura médica. No sólo por la rentabilidad negativa, que ya es un problema, sino por las condiciones de pago y trabajo que aplican la industria y el gobierno –tenedores del convenio –a los mostradores. A los puntos inflación anualizada y espiralizada; a dilaciones en los pagos y los "peajes" llamados BONIFICACIONES que se cobran por el solo el hecho de atenderla, la realidad económica del sector farmacéutico, la última frontera entre el medicamento y el paciente, está COLAPSADA.

Si el primer plan de retracción de precios de los medicamentos dejó algo en claro es que con medidas esporádicas, que no ataquen el núcleo del problema, que transforme el sistema de financiación de los medicamentos a la Seguridad Social; poniéndole FIN A LAS BONIFICACIONES o RETENCIONES CONFISCATORIAS Y DEVOLVIENDO A LA FARMACIA ARGENTINA LO QUE LE ES PROPIO, su propio honorario. De no ir por este camino, no se solucionará nada. Repetir viejos esquemas llevaron a volver a caer en el engaño, en la medida facilista, “tribunera”. Medidas que dejan arrojado al abismo a todo un sector, y que lamentablemente tendrá el mismo final. Será cuestión de tiempo. Ya lo dijo el genio alemán Albert Einstein, “locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”.