Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Querido Lector: Evite comprar un buzón. Los dirigentes que gobiernan mirando la tapa de los diarios como el nuestro.

ADJUNTO
MiradaProfesional

Con graves problemas, la profesión farmacéutica vive una verdadera crisis de representatividad. Para qué ocultarlo. Mientras nadie se hace cargo de lo que pasa en el mundo real, en el mundo de la conducción farmacéutica de la provincia sólo importa lo que dicen los medios. Obsesionados, por este humilde portal, la dirigencia perdió la brújula, y busca un “bozal” para nuestras opiniones. De los graves temas de la agenda diaria, ni noticias. ¿Se les reventó el piruchometro?

#Regulaciones
Entre Ríos: proyecto para comenzar a regular las farmacias veterinarias
ADJUNTO
PARANA, septiembre 20: Se tratará en la próxima sesión del Senado. La iniciativa busca regular los locales que venden medicamentos para mascotas y otros animales, así como los lugares donde se producen estos tratamientos, que abundan en la provincia.
#Opinión
Día Mundial del Alzheimer: sentidos, entre lo artístico y la percepción
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 20: En coincidencia con el Día Mundial del Alzheimer y del Artista Plástico, Fleni y la Asociación Amigos del Bellas Artes realizarán el viernes una jornada abierta y gratuita llamada “Entre el Arte y la Memoria”. Ismael Calandri, Neurólogo del Centro de Memoria y Envejecimiento de Fleni, explica la importancia de este tipo de actividades.

La dirigencia del país, política o gremial, tiene una especial obsesión por los medios de comunicación. La mayoría está muy pendiente de lo que dicen –y hacen –diarios, radios y programas televisivos, una tendencia que supera la real dimensión de la prensa, y la posiciona en un lugar de privilegio, de excesiva relevancia que en muchos casos termina alejando de la realidad y de la gente a quienes toman decisiones.

Para bien o para mal, los medios son una preocupación. Algunos, deciden hacerse sus propios “diario de Yrigoyen”; otros, prefieren culpar de todo a la prensa. En el medio, casi nada. Para quienes hacemos periodismo, es una tentación aceptar este lugar, sentirnos que influimos en la realidad. Pero lejos de esta postura, nunca debemos olvidar nuestra verdadera función: comunicar y difundir y a veces opinar. Sin ese equilibrio, podemos potenciar la tendencia de esta dirigencia “mass media”, para usar un término un poco académico (y en desuso). Pero todo tiene un límite.

Las repercusiones de los últimos artículos y opiniones publicados en MIRADA PROFESIONAL nos hacen sospechar sobre la importancia que tiene para la actual dirigencia farmacéutica lo que decimos. Incluso, detectamos que de a poco, sin quererlo, le vamos fijando la agenda a una dirigencia que debe enfrentar problemas mucho más serios, más complejos y urgentes que lo que opina un simple portal informativo farmacéutico llamado Mirada Profesional. La preocupación de que esto se vuelva casi una obsesión es peligrosa. ¿ Se les habrá reventado el piruchometro?.

Muchas veces opinamos que la actual conducción del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires está alejada de la realidad. Muchas veces nos quejamos que mientras los grandes temas de la profesión siguen ausentes en su agenda, dedica tiempo y recursos en cuestiones internas sin sentido, empezando por las persecutorias inspecciones educativas. Muchas veces nos quejamos de la falta de previsión, de planificación, de compromiso con la realidad. Dimos ejemplos, enumeramos razones, argumentamos. Del otro lado, Isabel Reinoso y su gente dedica horas a “apretar” consejeros y empleados administrativos, ¿¿¿todo por nuestros escritos???; se empecina a difamarnos, incluso a amenazarnos, intervenirnos, judicializarnos. Horas que no dedica a la raíz del problema: la falta de soluciones reales a la problemática de la farmacia bonaerense.

Pongamos un ejemplo, que siempre sirve para ilustrar mejor. Cuando denunciamos y dejamos al descubierto los gastos del departamento en la calle Billinghurst, en pleno corazón de Palermo, para uso personal de Daniel Horacio Lipovesky, ex tesorero de Reinoso. Lo hicimos opinando, y con pruebas. El último hallazgo fue los 11 mil pesos mensuales para cada uno, pagados a Constantino Touloupas y Guadalupe Soulages como “asesores”. Mostramos contratos. La respuesta de la gestión fue un intento de revisionismo histórico de Julio Ludueña, una “franquicia” de la conducción de Reinoso que trajo del baúl de los recuerdos una historia que poco importa.

Así responde esta conducción y sus exegetas. Ante hechos preocupantes, denuncias graves, acusa al mensajero de “destituyente”, manda reescribir una historia que tiene más de 10 años, que nada tiene que ver con la discusión actual. Nada dice de la actuación de Pesenti, no aclara si hizo alguna gestión –una por lo menos de verdad, una que se pueda creer de cosecha personal–para mejorar el convenio de PAMI, o para solucionar lo inviable que es para la farmacia argentina la baja rentabilidad del convenio de los jubilados. Ni siquiera, aclara porqué se gastó una fortuna en un departamento ni qué logros que trajeron los 66 mil pesos pagados a estos “asesores”. Se obsesiona con nuestra opinión, pero no hace nada con la realidad.

Como medio dedicado a la actualidad del sector, sabemos que somos leídos. Nuestros lectores, digamos, están. "Son de fierro". Sin soberbia, ni falsa modestia, podemos decir que estamos orgullosos. Pero de ahí a creernos faros de los colegas, hay un largo trecho. No caemos en la tentación de ser vanguardia de nada, ni de marcar una dirección. Opinamos porque a eso nos dedicamos, y los hacemos con la honestidad y coherencia que nos dan los años de trabajo. Lo que necesitamos no son “refutadores seriales”, dirigentes convencidos que si ganan una discusión mediática, solucionan un problema. Queremos dirigentes que se pongan a la cabeza de la institución, y dirijan a los verdaderos problemas. Así de simple. Dirigentes que encabecen y no que se pongan delante de los colegas.

En estos momentos existen grandes temas por resolver. Hay miles de farmacéuticos precarizados, en condiciones laborales de vulnerabilidad. El 50 por ciento de los medicamentos circula por fuera de las farmacias, un número que se incrementará si Farmacity y otros grandes capitales siguen avanzando en suelo bonaerense o en todo el país. los descuentos beneficiando a algunos mostradores de farmacia en detrimento de otros, siguen siendo tan habituales como hace años, y dejan márgenes de ganancias miserables para los afectados. Inflación de costos, precios fijos para el público. La baja rentabilidad nos deja en la encrucijada de atender PAMI, que cada vez suma más coberturas, pero que no lo podemos sostener económicamente. Mientras tanto, en el “planeta Reinoso” se jacta de “haber ganado soluciones para la farmacia”. Buenos ese es su relato. La opinión de este portal es solo eso. Estamos para opinar, nos tomamos ese permiso democrático. Y vaya si lo hacemos. Demás esta decirlo. A nosotros no nos votan. Nos leen o no nos leen. Todos los días enfrentamos ese escrutinio. Gastar tiempo en buscar formas de amenazar, intervenir o poner un “bozal judicial” a MIRADA PROFESIONAL. ¿No será mucho?.

A todos nos gustan esas novelas de la Guerra Fría donde nadie parece lo que es, y al final de la trama se descubre un gran complot internacional. El mundo real, lamentablemente, es otra cosa, tiene poco de grandes conspiraciones y mucho de trabajo diario, de pensar soluciones concretas para problemas concretos. Admitimos que es más lindo pensar que hay una gran conspiración detrás nuestro, que somos “comandos tácticos que voltean la "teocracia de un país pequeño en medio del bloque del mal”. Pero no, no somos eso. Hollywood no nos tiene en cuenta, ni si quiera para escribir un guión de poca monta. Entre buscar señales secretas, intrigas, que ponerse a buscar una solución a la baja rentabilidad, bajos honorarios, a los medicamentos que se fugan de la farmacia debería ser el “laburo” de los dirigentes farmacéuticos. Ese es el mundo real, concreto. A menos que la Presidente Reinoso y sus muchachos platenses piensen que las últimas elecciones las perdieron porque la masonería, el sionismo internacional y las ciencias ocultas de oriente se conjuraron en su contra, y no porque los farmacéuticos están hartos de una gestión sin ningún logro, que no pudo cumplir ninguna de sus promesas. Con nada para mostrar.

Es hora de tener una dirigencia a la altura de las circunstancias, para superar esta verdadera crisis de representación que vivimos. En todos los sentidos. Sin conducción concreta, sin análisis, diagnóstico ni propuestas, la dirigencia actual naufraga en sus propias sospechas e intrigas, se pelea contra los fantasmas que ellos mismos se crean. Si piensan más en lo que dice un diario o publica un portal como Mirada Profesional, nos vamos alejando de las soluciones concretas. En las redacciones se suele decir que “no hay nada más viejo que el diario de hoy”. Imaginemos que vieja puede quedar, a los pocos días, una refutación. Por eso queremos un cambio radical en esta dirigencia. Para que cada uno se ocupe de lo suyo. Ellos, de mejorar la realidad del sector, nosotros, de informar y opinar.

Con el mayor gusto, onda e “impertinencia”

Farm. Néstor Caprov EDITOR Mirada Profesional