Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Informe especial: el lado oscuro de Ahumada, la cadenera que busca desembarcar en la Argentina

ADJUNTO
MiradaProfesional

BUENOS AIRES, mayo 29: La historia de la cadena del grupo Casa Saba es larga y oscura. En 1995 protagonizó una “guerra de precios” que prácticamente quebró a las farmacias independientes de Chile. Luego, con otras tres firmas, subió indiscriminadamente los precios de 222 medicamentos, y fue multada por el gobierno. Además, los trabajadores la acusan de violar reiteradamente sus derechos.

#DietaSaludable
En España, farmacias fomentan la dieta mediterránea pos su valor sanitario
ADJUNTO
MADRID, septiembre 16: En una charla, los farmacéuticos de la localidad de Zamora dicen que llevar adelante una alimentación equilibrada tiene varios beneficios, entre ellos una mejor interacción con los medicamentos.
#SeguridadSocial
Justicia de Entre Ríos embarga obra social por negarse a cubrir fármaco contra la AME
ADJUNTO
PARANA, septiembre 12: Un juez de la capital provincial paralizó las cuentas de la obra social de los empleados de comercio OSECAC ante la negativa de la entidad de otorgar el medicamento Spinraza a dos niños que padecen atrofia muscular espinal (AME). La entidad de salud argumenta el enorme impacto económico de la medida. Luego del fallo, se pagará el tratamiento requerido.

La semana pasada, la noticia sacudió el sector farmacéutico. La cadenera Ahumada, parte del grupo mexicano Casa Saba, piensa desembarcar en la Argentina. La mayor cadena de farmacias de Latinoamérica aprobó un plan de expansión de 400 millones de dólares, que incluye un intento por entrar al país comprando mostradores locales. El impacto de la llegada de un jugador de tanto peso todavía es imprevisible, pero las estimaciones son muy poco favorables para el sector independiente. Ante la preocupación, es necesario conocer por dentro al gigante chileno. Pocos saben qué es realmente Ahumada, una cadena acusada de estafar a miles de pacientes en Chile con el manejo irregular de los medicamentos, denunciada varias veces por violar las leyes laborales, entre otros puntos oscuros. Para entender mejor esta situación, MIRADA PROFESIONAL repasa los hechos más salientes de la carrera de Ahumada a la cima de la concentración, una radiografía a fondo de la nueva amenaza contra la farmacia argentina.

Junto con Cruz Verde y Salcobrand, Ahumada concentran el mercado de medicamentos en Chile, y tiene fuerte participación en Perú (a través de su subsidiaria (Benavídez) y en México. También tiene negocios en Colombia, Brasil y otros puntos del continente. Por esto, se considera la es la principal cadena de farmacias en Latinoamérica, con más de 1.500 locales en todo el continente. Con la compra del grupo mexicano Casa Saba en 2010 integra el holding más importante del continente, con presencia en casi todos los países de la región, con ventas que superan los 4.000 millones de dólares.

Su primer gran escándalo se produjo en 2008, cuando una investigación del gobierno chileno detectó que Ahumada y sus competidoras se pusieron de acuerdo para aumentar los precios de cientos de medicamentos de forma irregular. La fórmula de la colusión fue una suba conjunta, que estafó a millones de chilenos. En total, las tres cadeneras subieron indiscriminadamente, apoyados en su posición dominante, de 222 productos, en especial medicamentos para enfermedades crónicas, que por su condición no pueden abandonarse.

Una vez detectada la maniobra, el gobierno chileno comenzó un proceso judicial que hoy todavía no está terminado. Durante el mismo, se comprobó que las cadenas acordaron con algunos laboratorios productores la suba indiscriminada de los productos, dejando a los pacientes sin opciones. Ante esto, la directiva de Fasa decidió admitir la culpabilidad y declararse culpable, a contramano de sus competidores, que negaron la maniobra. Luego, negoció con el gobierno local la salida al conflicto, y finalmente aceptó pagar una multa de un millón de dólares, a cambio de entregar información para corroborar algunos de los hechos de los que se le acusaba.

En el acuerdo, que luego filtró la prensa, la firma admitía que “recibieron en noviembre de 2007 la sugerencia de parte de algunos laboratorios de concertarse para subir sus precios con su competencia”, y que a partir de esto elaboró un plan junto a la competencia para llegar a tener dos años después “precios casi idénticos en las tres cadenas”. Salcobrand y Cruz Verde negaron conocer esta situación, y fueron ajuicio, donde fueron multadas con cifras superiores a Ahumada.

Guerra de precios

Para entender el impacto que puede tener la llegada de Ahumada en la Argentina, debemos remontarnos a 1995, cuando en Chile se desató la denominada “guerra de precios” de las cadenas dominantes. Hasta ese momento, las cadenas tenían bien delimitados sus territorios, y no competían entre sí. Ahumada centraba sus locales en la capital Santiago, mientras que Cruz Verde lo hacía en la Quinta Región del país, mientras Farmacias Salco y Farmacias Brand (antes de fusionarse), lo hacían en el resto del país. Pero aquel año Fasa lanzó un ambicioso plan de extensión, y se ubicó en territorios de su competencia, bajando bruscamente los precios de sus medicamentos, hasta incluso bajo su costo.

La “guerra de precios” fue feroz, y duró varios meses. Las cadenas lograron en poco tiempo asfixiar a las farmacias independientes, que de a poco fueron cerrando. La maniobra se completó cuando la Comisión Resolutiva Antimonopolios, precursora del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), dictó una multa para las tres cadenas, que normalizaron sus precios. Pero el daño ya estaba hecho, y las cadeneras se apoderaron de casi la totalidad del mercado, dando un tiro de gracia al sector independiente, y cambiando para siempre la estructura del mercado de medicamentos en el país.

Además de su competencia desleal corporativa, puertas adentro Ahumada fue varias veces acusada de no respetar las leyes laborales de varios países. Como sucede en la nacional Farmacity, dentro de un local de la firma es muy difícil hacer valer el derecho de los trabajadores. Es tan grande la presión que llevan adelante desde la firma, que hace unos años se formó el Sindicato Nacional de Trabajadores de Farmacias Ahumada, una forma de frenar el avasallamiento de la cadena. Fueron varios los conflictos que mantuvo la firma con sus empleados, la peor de todas se vivió en 2010, cuando una huelga general paralizó gran parte de las actividades en todo el país.

“Farmacias Ahumada ha logrado erigir un imperio farmacéutico que los posiciona como la principal cadena de América Latina, con presencia en Chile, México y Perú, y con ventas consolidadas sobre los 1,8 billones de dólares. (…) Sin embargo, hace más de 9 años que dejó de dar gratificaciones a sus trabajadores (que es la vía a través de la cual, según nuestra legislación, los trabajadores pueden participar de las ganancias de la empresa). Esto tiene que ver con la antigüedad de la norma, los conceptos que la caracterizan y las clásicas ambigüedades tributarias sobre las cuales firmas grandes como ésta pueden moverse como peces en el agua”, denunció aquel año el economista Gonzalo Durán, asesor del Sindicato Nº 1 de Farmacias Ahumada y ex trabajador de la firma.

La larga huelga duró casi un mes, y finalmente se resolvió. Pero en ese momento quedó al descubierto que pese a formar un sindicato, la posición de los empleados era de extrema debilidad, ya que el poder económico de Fasa hizo que entre otras cosas el conflicto no saliera por los medios, lo que complicó su resolución.

Farmacias Ahumada inauguró su primer local el año 1968, y es hoy la cadena más antigua de Chile. Según su página web, sus operaciones están insertas “en un mercado consolidado, dinámico y muy competitivo, en el cual los tres principales competidores concentran cerca de un 89 por ciento del mercado”. A comienzo de la década de los 90 la compañía comenzó su expansión hacia regiones, con lo cual, actualmente está presente en todas las regiones del país a través de su red de 368 locales.