Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 16/12/16
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Más problemas en el PAMI: clínicas y sanatorios se declararon “el alerta” por una deuda

ADJUNTO
SeguridadSocial

BUENOS AIRES, diciembre 16: La Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA) denunció que la obra social nacional no paga a sus afiliados, no aumentó el valor de las prestaciones y descontó pagos de manera injustificada. “La falta de respuesta desde el PAMI nos ha dejado en una situación muy compleja”, alertaron.

#SeguridadSocial
Catamarca: laboratorios de análisis clínicos se quejan por deuda del PAMI
ADJUNTO
SAN FERNANDO, enero 29: Desde el Colegio de Bioquímicos local afirman que se adeudan las prestaciones de noviembre y diciembre, y no saben cuándo van a recibir el pago de esas prestaciones. Podrían restringir algunos servicios y prestaciones. Además, negocian con la obra social provincial nuevas condiciones de atención.
#SeguridadSocial
Piden informes por la vinculación del nuevo titular del IOMA y la industria farmacéutica
ADJUNTO
LA PLATA, marzo 27: Un legislador bonaerense presentó un proyecto para que el gobierno explique la relación entre Carlos D’Abate y una empresa dedicada a la gestión de prestaciones farmacéuticas. la semana pasada una nota periodística vinculó a las nuevas autoridades de la obra social con una firma que realiza gestión de prestaciones farmacéuticas, y sospechan que puede haber un conflicto de intereses.

Pese a los esfuerzos de las nuevas autoridades, la realidad del PAMI es preocupante. Mientras su titular Carlos Regazzoni anuncia cambios y supuestas mejoras, la relación con los prestadores se complica. Sin acuerdo con la industria farmacéutica, por ejemplo, el año que se viene es una verdadera incógnita en materia de atención. Ahora, se sumaron a esta incertidumbre las clínicas y sanatorios privados, que se declararon “en alerta” por la deuda que mantiene el organismo con el sector. Además de reclamar que se regularicen los pagos, se pide que se ajusten los aranceles como se había comprometido, y denuncian descuentos “injustificados”. Otro problema para los afiliados que puede estallar antes que cierre el 2016. La advertencia sobre el futuro de la atención del PAMI la lanzó la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA), que se declaró “en estado de alerta” por una serie de reclamos. Según la entidad, la obra social nacional “no ajustó los aranceles como se había comprometido, se atrasó en los pagos y aplicó cuantiosos descuentos injustificados”. Ante esto, si no hay respuesta esta semana, los prestadores “cortarán la asistencia”, según se determinó en una reunión que la entidad tuvo ayer jueves en Capital Federal.

La medida fue calificada como “histórica” ya que en los 60 años de CONFECLISA, nunca se había decidido restringir los servicios de salud a los adultos mayores. “Son más de 3 mil clínicas o sanatorios que asisten a unos 5 millones afiliados, pero la falta de respuesta desde el PAMI nos ha dejado en una situación muy compleja”, el secretario general de esa entidad, Eduardo Cardus, en diálogo con el diario Hoy de La Plata.

Los principales motivos por los cuales se anunciaron estas medidas fueron detallados en un comunicado. El director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, se comprometió en octubre pasado, en el marco del cierre de las paritarias, a aumentar los aranceles en un 15 por ciento. “Por eso se cerró el acuerdo salarial y ahora el Gobierno nacional no ha girado el incremento”, explicó Cardus.

Otro de los reclamos tiene que ver con el reiterado incumplimiento de fijar un cronograma de pagos. Según las autoridades de CONFECLISA, el gobierno de Mauricio Macri no respeta los días de pagos, hay retrasos y eso afecta las finanzas de las clínicas y sanatorios. Pero además de las deudas acumuladas desde fines de 2014, el incumplimiento en las fechas de pagos y el no haber incrementado en un 15 por ciento los aranceles, desde la entidad que aglutina a más de 3.000 clínicas y sanatorios privados se quejan por los importantes descuentos injustificados.

“Una clínica mediana puede llegar a facturar unos 5 millones de pesos al mes, pero cuando el PAMI paga, le aplica un descuento de hasta un 40 por ciento, sin indicar los motivos. Por eso estamos por radicar denuncias penales”, advirtió Cardus en la misma nota. Las autoridades de la Confederación entienden lo sensible que es el servicio de salud a los jubilados, pero con las falencias del PAMI han quedado al borde de tomar medidas drásticas, como echar a médicos, enfermeros o empleados de limpieza.

“Este año fue un período perdido para las clínicas privadas. Los números no cierran. Se acumulan deudas y está en peligro la fuente laboral”, agregó Cardus, quien desde el 8 de noviembre pasado es el presidente de la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y otros establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (FECLIBA). Cardus explicó que “en el interior de la Provincia hay clínicas que cubren los servicios de alta complejidad de hasta cinco municipios. Si eso se corta, se pone en ries­go la salud de los adultos mayores”.

Desde la Confederación señalaron que si el acuerdo con el Gobierno nacional no llega, la semana que viene suspenderán los servicios de cirugías programadas y los tratamientos, solo dejarán vigentes la asistencia de urgencias y casos oncológicos. “Siempre hemos dado prioridad a la atención al paciente, pero todo tiene un límite. Tenemos la esperanza de que el director ejecutivo del PAMI entienda la gravedad de la situación y actúe en consecuencia”, concluyó Cardus.