Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/11/16
Regulaciones

#Regulaciones

Cannabis medicinal: ya es legal el uso del aceite para tratar diversas patologías

Regulaciones

BUENOS AIRES, noviembre 24: La cámara baja nacional sancionó la norma que permite la importación del producto, que deberá contar con la aprobación de la ANMAT. También se faculta al estado a iniciar un procedo de producción local. Quejas porque se mantiene ilegal el autocultivo. Cuáles son los pasos a seguir para dar con el producto a partir de ahora.

#Regulaciones
Nuevas prohibiciones masivas de la ANMAT para el mercado nacional
ADJUNTO
BUENOS AIRES, enero 9: La agencia reguladora emitió una serie de disposiciones que prohíben la comercialización de productos médicos, cosméticos y alimentos.
#Regulaciones
Efectos del “brexit”: quieren trasladar a Barcelona sede de la agencia reguladora de medicamentos
ADJUNTO
MADRID, junio 29: Desde el gobierno autónomo de Cataluña candidatearon a esa localidad para ser la nueva sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que hoy está ubicada en Londres pero que la salida del Reino Unido de la comunidad continental obligara a mudar.

A partir de la sesión de ayer en la cámara de Diputados, será legal importar aceite de cannabis, un producto utilizado para varias patologías, entre ellas tratar los cuadros de epilepsia infantil severa. La iniciativa, impulsada por un grupo de padres, permitirá previa autorización de la agencia reguladora comprar de manera legal la conocida aceite de Charlotte, para los casos que estén estrictamente documentados. Además, se comenzará un proceso de estudio de este y otros productos a base de marihuana, donde el Estado deberá garantizar su llegada a quienes lo necesiten. El proyecto oficial deja afuera el autocultivo, que se mantendrá ilegal, lo que generó cruces entre el bloque Cambiemos y la oposición. Cuáles son los pasos a seguir para hacerse de este medicamento a partir de la norma.

El apoyo al proyecto oficial fue total. Ayer, casi la totalidad de los diputados presentes (hubo una única abstención) dio el visto bueno al proyecto que legaliza el uso del aceite a base de cannabis, un reclamos de organizaciones de padres y especialistas en la materia. A partir de ahora, el producto deberá ser entregado por el Estado gratuitamente para los pacientes con ciertas patologías, previa autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que deberá aprobar la medida “cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente y su provisión será gratuita”.

El dictamen de mayoría alcanzado por Cambiemos establece un "período ventana" en el cual se deberá importar el aceite cannábico hasta que el país se encuentre en condiciones de producirlo. Esto no significa que se autorice el autocultivo, es decir, que cada familia realice una plantación cacera para realizar su aceite. En este punto, hubo cruces ante el reclamo de organizaciones que aseguran que los productos importados no siempre ayudan a los pacientes, y los largos períodos de espera que suelen tener laa entrega del aceite.

La ONG Mamá Cultiva firmó un documento reclamando el autocultivo y el cultivo cooperativo y solidario argumentando que "solo en manos de los usuarios garantizan la existencia de una red de salud pública que no depende de la industria farmacéutica y su concepción mercantilista de la medicina, apuntalando el derecho a la salud como bien social y humanitario".

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Salud, la diputada Carolina Gaillard, sostuvo que “no es un tema ni de drogas, ni de adicciones; es un tema que el Estado debe garantizar el acceso y el tratamiento". Advirtió que al estar penalizado el cultivo, muchos de los que suministran el cannabis a las madres que se lo solicitan terminan siendo detenidos. "El aceite importado sirve, pero no para todas las patologías", aclaró.

La legisladora del Frente para la Victoria se quejó por la "ausencia del Estado y el descontrol", aunque luego volvió sobre sus pasos: "El Estado no está ausente, está presente para criminalizar". Defendió el autocultivo porque dijo que "el Estado no puede atender toda la demanda", y pidió a los presentes "que se pongan un minuto en el lugar de estas madres, las miren a la cara, y tengamos en cuenta que estamos en condiciones de cambiarles la vida".

En el debate, Luis Petri, diputado de la UCR que preside la comisión de Seguridad Interior, recordó: "Lo que está en juego es el rol del Estado como garante de la salud pública. Hasta hoy se estaba criminalizando a todos aquellos pacientes que utilizan el cannabis medicinal. Por eso acá tenemos que involucrar al Estado, no solo en una investigación que certifique los extremos positivos, sino en el control, porque sin Estado no hay médicos que lo puedan prescribir. Necesitamos un Estado que sea protagonista, de eso se trata el despacho que estamos debatiendo".

"Decían que con este proyecto sólo se promovía la investigación médica y científica, pero la ley es mucho más amplia. Damos respuesta a cada necesidad de toda la población. Se requieren controles, que se garantice la pureza. Quienes se incorporen al programa van a tener cuidado integral de la salud; el Estado tendrá la obligación de dar aceite de cannabis, habrá docencia y todo el sistema de salud de pondrá a generar evidencia científica. Además, se prevé que hasta tanto el Estado pueda dar a todos los pacientes cannabis medicinal, aquellos que se sumen al programa podrán importar gratuitamente el aceite de cannabis o sus derivados", puntualizó.

El proyecto aprobado ayer establece además la creación en el ámbito del Ministerio de Salud de un registro nacional voluntario de pacientes y familiares que sean usuarios de dicho aceite, para poder acceder a él de manera gratuita, siempre que acrediten alguna de las enfermedades contempladas. El listado de patologías no fue establecido en el texto del proyecto, por lo que quedará librado a la reglamentación.

Los pasos a seguir

Más allá de la polémica, para quienes quieran acceder a los tratamientos a base de cannabis, deberán seguir los siguientes pasos, según la flamante ley aprobada por el Congreso.

Para iniciar el trámite

-Tener receta médica en original, firmada y sellada por un médico matriculado en la Argentina, con 30 días de emisión. Debe indicar: el detalle de la composición y gramaje del producto que se importa, la cantidad solicitada, el nombre del paciente y su diagnóstico.

-Haber realizado la compra del producto y contar con su factura de compra y el comprobante de envío del producto, que puede ser: guía aérea, guía de correo (generalmente para este caso), conocimiento de embarque o carta de porte por carretera.

-Concretar el pago de un arancel de trámite (190 pesos en enero 2016). Para pagar hay que concurrir a la tesorería de la ANMAT ubicada en Avenida de Mayo 896 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), de 10 a 13. Su teléfono para consultas es (011) 4340-0800. En caso de encontrarse a más de 100 kilómetros de CABA se puede enviar un mail a gestionelectronica@anmat.gov.ar para coordinar el pago mediante depósito o transferencia bancaria, indicando que el motivo del pago es para realizar el trámite ante el INAL.

Para lograr la autorización

-Declaración jurada dirigida al INAL detallando los datos del paciente, del solicitante, del médico y del producto. Se puede descargar una nota modelo ANMAT.

-Receta médica en original

-Fotocopia de la factura de compra del producto y del documento de transporte, la cual puede ser: conocimiento de embarque, carta de aporte por carretera, guía aérea o guía de correo, siendo la guía de correo la más utilizada

-Comprobante de pago del arancel de trámite

-Fotocopia del frente y reverso de DNI tarjeta (o la primera y segunda hoja del DNI libreta) del paciente.