Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 31/8/16
Producciónpública

#Producciónpública

Laboratorio público cordobés logró el aval de la ANMAT para la ampliación de su planta

ADJUNTO
Producciónpública

CORDOBA, agosto 31: El Laboratorio de Hemoderivados informó que su nueva planta multipropósito fue habilitada formalmente por la agencia reguladora. De esta forma, la entidad se dispone a aumentar cinco veces la capacidad de producir fármacos inyectables.

#AlimentaciónSaludable
Afirman que los edulcorantes no calóricos son seguros para los niños
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 18: Especialistas dicen que uso en niños y adolescentes no debería ser una preocupación, según expresaron en el reciente Congreso de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas.
#ProducciónPública
Ya se usa la primera versión pública del medicamento recomendado por la OMS para realizar abortos seguros
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 19: El sistema de salud de Santa Fe recibió las primeras partidas del misoprostol producido por su planta estatal LIF. El producto pasó las pruebas de seguridad y si lo aprueba la ANMAT podrá usarse en todo el país.

En marzo de este año, el del Laboratorio de Hemoderivados de Córdoba inició el tramo final de las obras de ampliación de su planta, que le dará mayor capacidad de producción, hasta cinco veces más que en la actualidad. Esta semana, desde la entidad se informó que las autoridades nacionales dieron el visto bueno a la ampliación final, por lo que se está listo para comenzar a utilizar esa nueva instalación. De esta forma, el laboratorio –uno de los pocos con autorización federal para comercializar sus productos en todo el país –se posiciona como referente de la producción pública de medicamentos en la Argentina y la región.

Diversos medios locales confirmaron que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) habilitó oficialmente la ampliación de la planta del laboratorio cordobés. En concreto, la agencia reguladora dio el visto bueno para la puesta en funcionamiento de la denominada Planta Multipropósito, última iniciativa de las autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Según los datos proporcionados por las autoridades, las nuevas instalaciones serán destinadas a la producción y distribución de fármacos inyectables y se construyó con el objetivo de aumentar “cinco veces la capacidad productiva actual de esa línea”, y pasará de producir 2 millones de ampollas anuales a 10 millones por año, además de permitir diversificar la producción de este tipo de medicamentos.

La construcción de la obra civil se inició a principios de 2011 y culminó a fines de 2012, aunque su habilitación se concretó por estos días debido a que este tipo de plantas requiere el cumplimiento de estrictas normas regulatorias que implican un exhaustivo trabajo de puesta a punto de instalaciones, procesos y productos para garantizar su máxima calidad. La línea de fármacos inyectables del Laboratorio de Hemoderivados cuenta con 11 medicamentos de distribución a nivel provincial, uno de ellos, la dexametasona, cuenta con autorización de la ANMAT para comercializarse a nivel nacional y otros cuatro medicamentos se encuentran en trámite para obtener esta habilitación.

El Laboratorio de Hemoderivados es una industria farmacéutica perteneciente a la Universidad Nacional de Córdoba, dedicada a la elaboración y comercialización de medicamentos derivados del plasma humano, como albúminas, inmunoglobulinas y gammaglobulinas, entre otros. Es una empresa estatal que cumple un fin social: abastecer con estos medicamentos al mercado local a bajo costo, regulando los precios.

Actualmente, la planta fracciona 60 mil kilogramos de plasma por año, aunque su capacidad asciende a 150 mil kilogramos anuales. Es la que posee mayor volumen de producción y comercialización de Sudamérica, lo que le permite proveer al mercado local y exportar a diez países, entre los que se encuentran México, Perú, República Dominicana, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Chile y Guatemala.

Creado en 1963 por iniciativa del gobierno de Arturo Illia, el Laboratorio de Hemoderivados comenzó a exportar sus productos en 1984 a través de la firma de un convenio de intercambio plasma-hemoderivados con el gobierno de Uruguay y luego con el de Chile. En la década del 90 puso en marcha una política de comercio exterior, que le permitió incrementar sus exportaciones hasta lograr que, en 2002, representaran el 40 por ciento de sus ventas.