Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 2/8/16
SaludPública

#SaludPública

Santa Fe: padres firman asociación para promover medicamento a base de cannabisADJUNTO

SaludPública

SANTA FE, agosto 2: La flamante Asociación para Usuarios del Cannabis Medicinal (APUCAM) busca llevar información sobre el uso medicinal de la marihuana, y reúne a padres con hijos con cuadros de epilepsia grave y cultivadores. Ya elaboraron un proyecto de ley para regular estos productos.

#NuevasTecnologías
Llega al país servicio de telemedicina que atiende al presidente de Estados Unidos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 16: TeleMeditar es una iniciativa de una empresa nacional con GlobalMed, la compañía que brinda sus servicios al presidente y a las Fuerzas Armadas norteamericanas.
#Opinión
¿Es posible cambiar hábitos y lograr una alimentación saludable?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 12: A propósito del Día del Nutricionista, que se conmemoró en toda América Latina ayer 11 de agosto, desde la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) recomendaron “concientizar sobre una alimentación saludable para el cuidado de la salud”.

La difusión de varios casos de padres con hijos con cuadros de epilepsia graves tratados con un aceite a base de cannabis impulsó en el país el debate sobre el uso de estos medicamentos, una situación que se potenció en los últimos tiempos, con varios proyectos en el Congreso. Los dichos del presidente Mauricio Macri, que no le cierra la puerta a una legalización futura, entusiasman a los impulsores de la discusión, que remarcan los beneficios que estos productos tienen en la atención de varias patologías graves. Por eso, no es extraño ver que cada vez más familias se reúnan en torno de esta problemática. Así, nació en Santa Fe una asociación que reúne a padres y cultivadores, en busca de dar respuesta a las necesidades del uso medicinal.

La denominada Asociación para Usuarios del Cannabis Medicinal (APUCAM) consta en la actualidad de un grupo de cultivadores santafesinos de marihuana y de familiares de personas que le dan un uso terapéutico, la mayoría padres de niños con cuadros severos de epilepsia. Sus integrantes se definen como "activistas" y aseguran que cuando empezaron a estudiar los beneficios de la planta de marihuana, se dieron cuenta de que "era medicina". De esta forma, quieren sumar al debate nacional que en estos días tienen su punto de mayor vigencia, por las palabras presidenciales.

En esa provincial, el caso de Patricia Molina, que buscaba brindarle una mejor calidad de vida a Ignacio, su hijo de 12 años que tiene epilepsia refractaria, impulsó a la creación de esta entidad, que no es la primera que trabaja en este sentido. "Queremos llevar información y esa meta siempre está cumplida. Intentamos que la gente sepa la verdad, no le decimos cosas que no son y por eso hicimos un proyecto de ley que es real, que se puede hacer en nuestro país", expresaron desde APUCAM, que comenzará a tramitar su personería jurídica.

Además, la entidad impulsa una ley de uso compasivo, elaborada y presentada por APUCAM, que establece entre sus objetivos, en primer lugar, "garantizar el derecho de autodeterminación de las personas enfermas, entendiendo al hombre como un fin en sí mismo y dueño de su cuerpo. Por lo tanto, este tiene el derecho de disfrutar de su más alto nivel de salud, como así también de prevenir, tratar y rehabilitar sus enfermedades, con el tratamiento que considere adecuado". En segundo lugar, propone controlar y regular "las actividades de importación, exportación, plantación, producción, cultivo, cosecha, adquisición, almacenamiento, comercialización y distribución del cannabis medicinal".

En el Congreso de la Nación existen por lo menos otros cuatro proyectos que proponen despenalizar el uso de cannabis; algunos con fines medicinales y en otros se suma el fin recreativo. Hace poco más de un mes, organizaciones sociales, familiares de pacientes, médicos e investigadores expusieron en la Cámara de Diputados sobre el uso medicinal del cannabis y reclamaron que se avance en el debate de los proyectos presentados en la Cámara baja para que se despenalice el uso de la planta para el tratamiento de patologías como la epilepsia refractaria y la esclerosis múltiple, entre otras.

En los últimos años se observó una tendencia a nivel mundial respecto de la autorización del uso de esta planta con fines medicinales. Chile es un país pionero en la región, al igual que Uruguay, que al legalizar el comercio de la marihuana en 2013 autorizó el uso de la planta con fines medicinales. Brasil aprobó el uso de un derivado de cannabis para uso médico -el cannabidiol- en 2015. Ese mismo año, Colombia reglamentó el cultivo, la posesión de semillas para la siembra, la producción, exportación, importación y uso de cannabis y sus derivados, con fines médicos y científicos.

Una resolución de Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) permitió a María Laura Alassi importar el aceite Charlotte’s Web (llamado así por el caso de Charlotte Figi, una niña norteamericana con Síndrome de Dravet, que logró controlar sus casi 300 convulsiones diarias con el uso de un derivado de la marihuana) para su pequeña hija de 3 años, muchas familias de todo el país comenzaron a replicar el pedido. En nuestra ciudad, Patricia Molina y Mariela Schneider fueron las primeras madres en conseguir ese permiso y las primeras en comenzar a suministrar la nueva medicación a sus hijos Ignacio y Celina.

"Individualmente, ellas, la lucha ya la ganaron. Los que dicen que no hay pruebas dicen mentiras; está demostrado con Patricia, Mariela y con todas las demás personas, desde que la primera madre consiguió el permiso de ANMAT", remarcaron los impulsores de APUCAM, quienes agregaron que "es una lucha que vamos a ganar entre todos porque el mundo está cambiando. Hasta el país que impulsó la prohibición del cannabis -que fue Estados Unidos- hoy tiene en la mitad de los estados el permiso para cultivar marihuana para uso medicinal".