Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/4/16
Medicamentos

#Medicamentos

Crean una ONG que impulsa la legalización de medicamentos a base de marihuanaADJUNTO

Medicamentos

BUENOS AIRES, abril 8: Mamá cultiva es una iniciativa de padres de niños con epilepsia refractaria, que comenzó a tratarse con un aceite producido a partir del cannabis. Piden que se permita el autocultivo, además de que se avance en una ley que promueva el uso medicinal de la droga. En el país, varios fármacos de este tipo fueron autorizados por la ANMAT para su uso compasivo.

#SaludPública
Presentan encuesta sobre nivel de conocimiento de los argentinos del ACV
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13 Lo hizo el Instituto FLENI, y participaron personas del país y la región. El 95 por ciento de los encuestados dijo conocer sobre la enfermedad cerebrovascular.
#LuchacontraelSida
Estudio afirma que creció en el país la resistencia de un medicamento para tratar el HIV
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 12: Se trata del efavirenz, uno de los más usados por los argentinos que viven con Sida. Según un informe de la OMS, en el país hay más casos de resistencia que el promedio mundial. la interrupción del tratamiento, una de las razones de la aparición de estos casos.

El caso de Josefina, la niña con síndrome de West cuyos padres lograron la autorización para el uso de un aceite a base de cannabis para tratarla, le abrió la puerta definitiva al debate sobre los medicamentos producidos con marihuana. Especialistas argentinos trabajan para difundir las cualidades medicinales de la droga, y ya se plantean proyectos de ley para legalizar su producción. A todo esto se le suma una iniciativa de padres con hijos que padecen el mismo mal que Josefina: crean una ONG que luchará por hacer legal el aceite que evita las convulsiones que padecen. La misma se presentó esta semana, y quiere además que se autorice el autocultivo para estas familias. La entidad no sólo la integran padres de niños con este síndrome, sino que también hay pacientes con cáncer y VIH, que se podrían beneficiar con las cualidades médicas de la droga.

En la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) en capital Federal se presentó Mamá cultiva, la ONG formada principalmente por padres de niños con epilepsia refractaria o síndrome de West. Su objetivo es difundir información sobre el uso medicinal del aceite de cannabis, que ayuda a evitar las casi 700 convulsiones que un menos con este mal puede padecer en un día. Asimismo impulsa la legalización del autocultivo de la planta de marihuana para aliviar el sufrimiento que generan algunas enfermedades.

Mariana Quiroga, fundadora de Mamá Cultiva y mamá de Lara, quien tiene 14 años y padece epilepsia refractaria ocasionada por un traumatismo de cráneo, explicó al diario Página/12 que “nuestro objetivo es informar sobre el uso medicinal del aceite de cannabis, un anticonvulsionante que es muy difícil de conseguir porque no está legalizado, además de que algunos médicos no están de acuerdo. Además vamos a promover el autocultivo, ya que el 90 por ciento de las madres lo consigue a través de los cannabicultores”.

La organización está integrada por 16 familias con niños que tienen, en su mayoría, epilepsia refractaria, aunque también hay casos de pacientes con VIH y cáncer. “En los pacientes con VIH, el cannabis ayuda a contrarrestar los efectos de los medicamentos retrovirales, mientras que en los pacientes con cáncer, disminuye el dolor, ayuda a recuperar el apetito y alivia las náuseas”, explicó Quiroga. En su caso, su hija toma una dosis mínima del aceite en cuestión (una gota por día) desde enero pasado, y según su testimonio “hizo que las convulsiones desaparecieran durante el día y disminuyeran su frecuencia durante la noche”.

Mamá Cultiva Argentina es la continuación de una ONG chilena con el mismo nombre y cuya fundadora, Paulina Bobadilla, participó de la presentación, al igual que Ana María Gazmuri, titular de la Fundación Daya, que impulsa en Chile el autocultivo comunitario, y Luis Osler, miembro fundador del Centro de Estudios de la Cultura Cannábica (CECCA), quien afirmó en la presentación que la política de drogas implementada “desde hace más de 30 años no sólo fracasó en sus objetivos sino que además generó grandes nichos de corrupción y complicidad con el narcotráfico”.

Durante febrero y marzo, las autoridades sanitarias argentinas autorizaron el uso de este aceite a varias familias, además de otros medicamentos que contienen la droga. En este sentido, la Administración Nacional de Medicamentos y Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) ya permite la utilización de cinco medicamentos cannábicos, con fines compasivos. La resolución informa que recibió cinco solicitudes para el ingreso de productos que contienen "aceite de cáñamo sabor chocolate y presenta un perfil de cannabinoides". El cannabis es la planta de cuyo cogollo (flor) se obtiene la marihuana, y su uso medicinal y recreativo está prohibido en Argentina.

"Necesitamos que se trate en el Congreso y se legisle el cultivo medicinal en el país. Es impresionante la cantidad de consultas que recibimos luego de que hiciéramos pública la situación de nuestra hija", reclamaron los padres de Josefina en su momento.

En tanto, diputados de distintos bloques presentaron un proyecto de ley para despenalizar el consumo de marihuana para uso terapéutico, impulsado por la legisladora del Frente para la Victoria (FpV) Diana Conti. La iniciativa propone modificar el artículo 29 de la Ley nacional de estupefacientes para permitir el consumo, la tenencia y la producción de la planta en todas sus variedades, compuestos y activos tanto para fines terapéuticos como para la investigación de su posible eficacia en este sentido, para el control de síntomas y para cuidados paliativos.

Por su parte, el médico Marcelo Morante, dedicado al estudio del cannabis medicinal, recordó que “hay muchas afecciones que la ciencia no puede curar y muchos dolores que no puede calmar”. En ese sentido, el especialista destacó que “el cannabis tiene que representarnos una oportunidad, no una preocupación”. Morante señaló que de acuerdo a las estadísticas, existe un alto número de pacientes que consultan por el uso médico de la planta para contrarrestar los dolores, y que muchos profesionales “les responden desde el prejuicio”.