Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 26/2/16
Regulaciones

#Regulaciones

La ANMAT aseguró que el talco del juicio a Johnson & Johnson no está autorizado en el paísADJUNTO

Regulaciones

BUENOS AIRES, febrero 26: La agencia reguladora aclaró que el producto no se vende en la Argentina, y que los productos que están disponibles son seguros. Esta semana, la empresa fue condenada a pagar una millonaria multa por la muerte de una mujer, que contrajo cáncer luego de usar por años uno de los talcos de la firma.

#AbusoDeMedicamentos
Alertan que se registran en el país casos de abuso con oxicodona y otros analgésicos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 20: Desde la Fundación Fundartox aseguran que si bien en la Argentina hay controles sobre este tipo de medicamentos, desde hace un tiempo se detectan más casos de uso abusivo. En Estados Unidos, estos fármacos generaron una emergencia en materia de adicciones.
#LuchacontraelSida
Llega al país un medicamento de toma diaria para controlar el HIV que combina cuatro drogas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 21: La alternativa terapéutica es producida por el laboratorio Janssen y fue autorizada para su comercialización en el país. Los estudios afirman que el uso de los cuatro componentes (darunavir, el cobicistat, la emtricitabina y el tenofovir alafenamida” mejora la adhesión al tratamiento.

Luego que se conociera la millonaria condena contra la farmacéutica Johnson & Johnson por la muerte de una mujer en Estados Unidos, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) tuvo que aclarar que el producto cuestionado no está registrado ni se comercializa en la Argentina. Se trata de un talco que en su fórmula contiene asbesto, una sustancia prohibida en la década del 70. El fallo contra la firma es por el uso de este y otros productos de la firma, que la víctima usó durante años, y que serían la causa del cáncer que la mato. La empresa deberá pagar más de 70 millones de dólares a la familia.

La noticia de la multa generó preocupación en el país, donde las autoridades sanitarias salieron a aclaran la situación. Según contó al diario Clarín Rubén Sajem, directivo del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires, el polvo de Johnson & Johnson que sí se comercializa en nuestro país es una fécula para evitar la paspadura en los bebés "en un envase muy similar al Baby Powder pero sin asbesto -sustancia prohibida desde los años 70 en la fabricación de productos cosméticos- y que no tiene reportes de provocar efectos adversos".

Los otros dos polvos de talco más conocidos y disponibles en Argentina son los de Véritas (fécula para bebés, desodorantes axilares y para pies) y el talco pédico Efficient de Rexona. "Por el momento tampoco hubo presentaciones en contra de estos productos", agrega y, como la ANMAT, quiere "llevar tranquilidad a los argentinos que los usan". Johnson & Johnson fue condenada a pagar 72 millones de dólares a la familia de una mujer que murió de cáncer tras usar durante años talco para bebé y otros productos de la empresa, que hoy rechazó el fallo y estudia sus opciones legales. Un jurado popular de Misuri (Estados Unidos) falló a favor de los familiares de Jacqueline Fox que interpusieron una demanda civil contra J&J por haber ocultado durante años a los consumidores los riesgos del talco en productos cosméticos.

"Este veredicto echa por tierra décadas de ciencia que demuestran la seguridad del talco como cosmético en muchos productos y aunque entendemos a los familiares, estamos totalmente en desacuerdo", dijo una portavoz de la empresa al canal de televisión CNN.

"Absorbe el exceso de humedad para una piel suave como la seda", dice el Baby Powder en su envase. Si bien se trata de un talco para bebés, es promovido por la empresa para que también sea utilizado por las mujeres. Fox lo usó todos los días durante 35 años como complemento de su higiene vaginal. Según dicen sus abogados, un patólogo encontró talco en los ovarios de Fox. Por tres décadas de uso, partículas del talco habrían entrado por su vagina, pasado el útero y atravesado las trompas de falopio hasta alojarse en uno de sus ovarios, lo que le habría provocado "una terrible inflamación que derivó en cáncer". Fox murió 3 años después de conocer su diagnóstico.

En el juicio -que puede sentar un precedente para futuras demandas a la empresa en todo el mundo- los abogados de Fox presentaron como evidencia un "memorándum interno" de 1997 elaborado por un consultor médico que afirmaba que "todo el que niegue los riesgos entre el uso de talco y el cáncer de ovario sería percibido públicamente como aquellos que antes negaban el vínculo entre el tabaco y el cáncer".

Sobre la relación entre el uso de talco en polvo y el cáncer de ovario, desde el Instituto Nacional del Cáncer (INC) explican a Clarín que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasificó al uso de polvos de talco en zonas genitales como «posible carcinógeno para humanos» "lo que significa que hay muy poca evidencia para asociarlo al desarrollo del cáncer de ovario".