Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 29/10/15
SaludPública

#SaludPública

Día Mundial del ACV: radiografía de la enfermedad que afecta a unos 350 argentinos por día

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, octubre 29: Los ataques cerebro vasculares son una de las principales causas de muerte y discapacidad en la Argentina, con cuatro nuevos casos por minuto. Los especialistas recuerdan en este día la importancia de estar informados y actuar rápidamente para evitar secuelas permanentes o casos fatales. Los nuevos tratamientos, más allá de los medicamentos.

#DolordeCabeza
Migrañas y cefaleas, males que crecen y afectan a millones de argentinos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 10: La migraña afecta a una de cada 7 personas en todo el mundo, pero sigue siendo una enfermedad sobre la que hay mucho desconocimiento. En cuanto a las cefaleas, el 53 por ciento de los argentinos dicen padecerlas de manera frecuentes.
#Regulaciones
La ANMAT alertó sobre unidades falsificadas de un fármaco usado para tratar el asma
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 13: La agencia reguladora detectó irregularidades en varios medicamentos de un lote de Salbutral, del laboratorio Pablo Cassará, y procedió al retiro del mercado. Pidió a los profesionales y la población abstenerse de su uso. Además, se anunció cambios en el control de psicofármacos, en el marco del sistema denominado “Vale Federal”. .

Los casos de famosos, comenzando por el del cantante de Soda Estéreo Gustavo Ceratti, pusieron a los accidentes cerebrovasculares o ACV en boca de todos. Por lo repentino de su caso, y porque fue uno de muchos que se fueron haciendo públicos, este mal comenzó a ser parte de la agenda mediática, y sus principales características a ser conocidas para la gente. Este fue un paso importante, ya que los especialistas consideran que la información ayuda a actuar rápido ante un ataque, una pieza clave para evitar casos fatales o secuelas permanentes. Se estima que en el país unas 350 personas por día sufren un ACV, una cada cuatro minutos. A nivel mundial, son 17 millones los casos nuevos que se presentan. Más allá de los medicamentos, existen tratamientos alternativos que buscan mejorar la calidad de vida de quien sufrió un accidente.

Hoy 29 de octubre, el planeta conmemora el Día Mundial del ACV, una fecha que busca concientizar a las personas sobre esta enfermedad. En la Argentina, especialistas aprovecharon la fecha para hablar de los ataques, la forma de prevenirlos y sus tratamientos más efectivos. "En el mundo hay un ACV cada cuatro minutos y en la Argentina existen 126 mil casos nuevos cada año. Únicamente un cuarto de esos pacientes tendrá una recuperación completa y el resto presentará secuelas neurológicas que limitarán su calidad de vida", recordó Máximo Zimerman, director del Departamento de Neurorehabilitación del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO).

El también profesor de neurología de la Universidad Favaloro afirmó que los esfuerzos deben orientarse al desarrollo de políticas de salud destinadas a la prevención y reconocimiento de la patología. "Es crucial saber que en la mayoría de los casos el ACV es prevenible, y para ello es importante el tratamiento de la hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol, los triglicéridos altos, el sedentarismo, el sobrepeso y abandonar el cigarrillo y el alcohol", remarcó en una entrevista con la Agencia Télam.

Zimerman, quien regresó recientemente al país tras realizar una especialización de nueve años en Hamburgo, Alemania, explicó que las estrategias terapéuticas pueden ser divididas de acuerdo a la etapas del ACV, que son aguda, subaguda y crónica. "Inicialmente es importante reconocer los síntomas para actuar de forma inmediata. Dentro de los signos importantes a tener en cuenta se encuentran la dificultad para hablar, debilidad súbita de brazos y piernas, asimetría facial, pérdida de la visión de un ojo y dolor de cabeza de gran intensidad", detalló en diálogo con esta agencia.

Una vez instaurado el ACV, "se debe realizar un tratamiento que prevenga futuros episodios y rehabilitar al paciente, proceso que debe ser llevado a cabo por un equipo multidiciplinario integrado por neurólogos kinesiólogos, terapistas ocupacionales, neurofoniatras y neuropsiquiatras", aclaró.

"La neurorehabilitación se fundamenta en la capacidad plástica que tiene el sistema nervioso, ampliamente demostrada en animales de experimentación y de manera reciente en personas adultas, quienes se han recuperado aún años después de haber padecido una lesión cerebral", apuntó.

Una vez que el ACV ocurrió, la rapidez con que se actúa es fundamental para el futuro de esa persona. "Es muy importante que estemos bien informados para actuar rápidamente y tener la posibilidad de resolver el cuadro o atenuar sus consecuencias. Ante la sospecha de un ACV toda celeridad es poca porque el tiempo es cerebro", explicó el doctor Francisco Klein, codirector del Centro ACV de la Fundación Favaloro.

En una nota publicada hoy por el diario La Nación, el especialista agregó: "Frente a cualquier manifestación que sugiera un ACV hay que concurrir de inmediato a un hospital, donde luego de un rápido examen neurológico se realizará una tomografía computada o una resonancia magnética. Uno de los datos más importantes es que desde la aparición del primer síntoma de un probable ACV hasta la iniciación del tratamiento en el centro de emergencias no deben pasar idealmente más de 3 horas, como máximo hasta 4 horas y media".

El ataque cerebral puede ser de dos tipos: el más frecuente es el isquémico, que consiste en el bloqueo del vaso debido a un coágulo de sangre, y el otro es el hemorrágico, que ocurre cuando se rompe un vaso sanguíneo en el cerebro. "Si se trata de un ACV isquémico se deben administrar drogas trombolíticas lo más rápido que se pueda, como máximo hasta cuatro horas y media después del evento; pasado ese tiempo, se debe optar por otras técnicas", precisó Pedro Lylyk, presidente de la Asociación Argentina de Ataque Cerebral, quien enfatizó que "sigue siendo fundamental llegar a un centro de atención primaria lo antes posible".

Tratamientos novedosos

Sobre el tratamiento, además de los medicamentos para evitar nuevos coágulos y desarmar los ya establecidos, existen en los últimos años nuevas formas de tratar el mal. Entre las soluciones innovadoras para acelerar el tratamiento se encuentran las Unidades Móviles de Rescate Cerebral, ambulancias especialmente equipadas con tecnología y profesionales para el diagnóstico y tratamiento inmediato. En este sentido, la Argentina cuenta con la primera unidad móvil de ese tipo en Latinoamérica -perteneciente a la Clínica La Sagrada Familia-, que según estudios recientes reduce significativamente el tiempo que transcurre hasta la implementación del tratamiento y mejora las tasas de sobrevida del paciente.

"Además del enfoque farmacológico tradicional, esa disciplina se apoya en nuevas terapias no farmacológicas como la robótica, la realidad virtual, el biofeedback, y más recientemente incorporada al arsenal terapéutico, la estimulación no invasiva cerebral", coincidió con Lylyk.

En cuanto al tratamiento, Raúl Muda, fundador y director del Grupo Medihome, afirmó a Télam que los pacientes con ACV se recuperan más rápido cerca de sus familias, casa y entorno. "La internación domiciliaria permite mejorar la calidad de vida del paciente, tener una participación activa en el proceso curativo, una atención personalizada, evitar traslados innecesarios y disminuir los gastos de internación sanatorial e infecciones intrahospitalarias", subrayó.

Pablo Fernández, director médico del Grupo, coincidió y agregó que si bien en un primer período agudo el paciente debe ser internado en un hospital, "una vez que la persona se estabiliza se puede lograr una externación temprana". "Es importante reconocer a tiempo los síntomas de un ACV para cuidar el órgano más fundamental de nuestro organismo", concluyó.