Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/10/15
SaludPública

#SaludPública

Enfermedades raras: destacado especialista alerta sobre problemas de diagnóstico y tratamiento

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, octubre 6: De visita a la Argentina, genetista canadiense Lorne Clarke habló de estas patologías, que afectan a millones de personas, las cuales llegan muy tarde a un diagnóstico certero. Conocer la enfermedad que se padece permite comenzar con un tratamiento efectivo. Destacan la calidad de profesionales que existen en el país.

#CadenasdeFarmacias
Cadenas de farmacias de Estados Unidos se unen contra la portación de armas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 9: Las cadeneras CVS y Walgreens, junto a los grandes supermercados prohibirán que sus clientes que ingresen armados a sus locales.
#Producciónpública
Río Negro surtirá de medicamentos a la provincia de La Rioja
ADJUNTO
VIEDMA, septiembre 10: Es gracias a un acuerdo que se comenzó a tramitar en estos días. El objetivo es que los tratamientos esenciales que produce la planta pública sean entregados en el sistema riojano, que así pagará menos sus tratamientos. Para el 2020, la planta estatal del sur del país busca triplicar la producción de fármacos, generando nuevos recursos para la provincia.

En el marco del 37 Congreso Argentino de Pediatría, que se realizó la semana pasada en Mendoza, un destacado especialista mundial en enfermedades raras habló de los problemas para diagnosticar y tratar estas patologías, que en conjunto padecen cerca de tres millones de argentinos. Lorne Clarke, destacado genetista canadiense, alertó a pediatras y familiares cómo detectarlos temprano, ya que si no se diagnostican a tiempo "pueden ocasionar secuelas permanentes e incluso la muerte".

"La complejidad de esos desórdenes es que los chicos nacen relativamente sanos y presentan una serie de síntomas que son comunes a un montón de enfermedades, pero que se vuelven progresivos, por lo que si no diagnosticamos al niño antes del año los tratamientos no tienen los mismos resultados", explicó Clarke, en diñalogo con la agencia Télam.

El profesor de Genética Médica de la Universidad de British Columbia, Canadá, visitó el país para brindar una conferencia magistral en el 37 Congreso Argentino de Pediatría, que se realizó la semana pasada en Mendoza, y alertó a los profesionales de la salud para que sospechen cuando atienden a sus pacientes.

"Por lo general los médicos buscan las enfermedades más prevalentes pero olvidan sospechar de las patologías raras, como por ejemplo las Mucopolisacaridosis (MPS), un conjunto de enfermedades con varios subtipos, progresiva y potencialmente mortal, que afecta a uno en 15.000 nacidos vivos", detalló.

El también bioquímico y jefe de Investigación Genética en el Child and Family Health Research Institute de la misma Universidad, señaló que una gran cantidad de pacientes llegan a la juventud sin tener un diagnóstico certero, lo que les genera graves consecuencias. "Lo importante de sospechar la presencia de enfermedades raras como la MPS es que actualmente contamos con tratamientos que si bien no revierten los daños, sí detienen los síntomas y evitan que la enfermedad progrese", enfatizó Clarke.

Las MPS son un conjunto de enfermedades metabólicas hereditarias cuya causa reside en la ausencia o deficiencia de una enzima lisosomal específica que afecta de forma continua a múltiples órganos; los pacientes que la sufren presentan síntomas como aumento de tamaño del hígado y el bazo, abdomen prominente y hernias múltiples, complicaciones cardíacas, rigidez articular y opacidad corneana, entre otras.

"Si esa enfermedad no se diagnostica, para los tres o cuatro años el niño presentará retraso mental severo, puede necesitar silla de ruedas y tener complicaciones cardíacas. En los casos más graves, los niños mueren antes de los diez años", afirmó. Sin embargo, Clarke remarcó que cuando el pediatra conoce esas enfermedades raras, puede detectarlas con un estudio de orina "simple y económico".

"Si los pediatras sólo sospechan o conocen la enfermedad cuando ya está avanzada, el daño es irreversible. Por eso tienen que incluirlas en sus posibles diagnósticos cada vez que reciben a un chico en su consultorio", insistió, y apuntó que los padres "deben estar atentos si sienten que algo anda mal con su niño".

"Muchas veces el pediatra dice que el niño padece una afección común y descarta las demás posibilidades, por lo que el rol de los padres es insistir si detectan dos o más de los síntomas mencionados en su bebé. Como hay tratamientos disponibles, es una falla grave el no incluir a la MPS, por ejemplo, como posible diagnóstico", consideró.

En la Argentina, los pediatras del hospital de alta complejidad Garrahan están "bien entrenados para sospechar enfermedades poco frecuentes, por lo que tanto las MPS como otras enfermedades raras se diagnostican cuando tiene lugar la consulta", afirmó María Luisa Bay, médica asesora de ese centro de salud.

"Contamos con los recursos de laboratorio para el diagnóstico y seguimiento de pacientes con MPS y otras enfermedades metabólicas. Trabajamos de manera interdisciplinaria, por lo que desde trasplante de médula ósea, cuando está indicado, a tratamientos ortopédicos específicos, o cardiológicos, oftalmológicos, neurológicos y de otras especialidades, están a disposición de los pacientes cuando son necesarios", precisó la también ex jefa del Servicio de Errores Congénitos del Metabolismo del Garrahan.

Bay agregó que a través de la Oficina de Comunicación a Distancia se responden además consultas de otros hospitales de la Ciudad y del resto del país sobre pacientes en los que se sospecha un error congénito del metabolismo, y que también se reciben y procesan los análisis necesarios para cada caso. "El diagnóstico temprano de todas las enfermedades poco frecuentes alivia de tensión y sufrimiento a las familias, y en aquellas que tienen un tratamiento específico, mejora notablemente la evolución y el pronóstico a largo plazo. Las MPS son un ejemplo claro de ello", completó.

Las enfermedades raras son aquellas que padecen pocas personas, o son muy nuevas y no se tiene conocimiento absoluto sobre su alcance. Por esta rareza, las farmacéuticas no encuentran un atractivo económico, por lo que dejan de producir los medicamentos para su tratamiento. Así, se crean las “drogas huérfanas”, olvidadas, descartadas, y que sin embargo resultan indispensables y hasta vitales para el tratamiento médico de mucha gente.

En la Argentina hay miles de niños y adultos condenados a este desamparo, denuncian varias entidades y ONG’S. “La situación en el país es de abandono y aislamiento”, opina Emilio Roldán, doctor en Medicina y profesor de Farmacología. “No existen incentivos para su investigación y por eso faltan en el mercado. Algunas se consiguen pero a precios desajustados para el poder adquisitivo medio. Tampoco hay normatizaciones regulatorias que den certeza al industrial que decide invertir en un mercado tan estrecho, y por otro lado los organismos sanitarios carecen de áreas específicas que se ocupen de brindar atención especializada”, agrega el especialista.

Desde la Fundación Geiser, que se ocupa en la Argentina de nuclear a pacientes con enfermedades poco frecuentes y a sus familiares, su presidenta, Virginia Llera, explica que hay drogas que ni siquiera se producen pero también hay medicamentos que se comercializan en el exterior y no están disponibles en Argentina. Y otros que por motivos comerciales dejan de estar en el mercado o escasean en forma permanente o de manera transitoria.