Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 18/8/15
Medicamentos

#Medicamentos

La justicia argentina avala medicamento a base de cannabis para “uso compasivo” de un paciente

ADJUNTO
Medicamentos

BUENOS AIRES, agosto 18: El fallo judicial autoriza la entrega de este producto a una persona que sufre fuertes dolores producto de una grave enfermedad. Si bien se reconoce que el producto está prohibido en la Argentina, se reconoce que el derecho “no puede ser insensible al dolor y al sufrimiento humano”. Si los médicos lo avalan, el fármaco deberá ser ingresado al país mediante la ANMAT.

#Medicamentos
Salta: denuncian robo millonario en medicamentos oncológicos
ADJUNTO
SALTA, septiembre 25: Un robo de película sucedió en la provincia norteña, el cual involucra a la empresa Ocasa y al Ministerio de Salud. Se llevaron una conservadora especial con una carga en drogas oncológicas valuada en $2,5 millones de pesos. Sucedió el 4 de agosto, pero la denuncia trascendió hoy.
#Medicamentos
Denuncian que laboratorios dejan de producir algunos medicamentos por baja rentabilidad
ADJUNTO
BUENOS AIRES, abril 22: Un informe asegura que se bajaron presentaciones que los laboratorios consideran tienen su rentabilidad “agotada”. Esto atenta contra el abastecimiento de algunos tratamientos, incluyendo uno oncológico. También de dejan de vender algunos fármacos OTC muy populares, como la Aspirineta.

Si bien no hay unanimidad de criterios, los efectos medicinales del cannabis y la marihuana son admitidos por cada vez más sectores, y el uso de los fármacos creados en base a esta droga se extiende en el planeta. Utilizados principalmente como analgésico, existe un puñado de ellos autorizados por las agencias reguladoras de estados Unidos y Europa, y podrían llegar al país en breve. Esta semana, se conoció un fallo judicial que autoriza el uso de unos de los fármacos, que no cuenta con el aval de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), para un paciente con que busca paliar los fuertes dolores que padece por una neuropatía. Si sus médicos lo aprueban, el medicamento deberá ser entregado por el hospital donde se trata al demandante.

El fallo firmado por el juez Guillermo Schleiber, titular del Juzgado 13 de la Ciudad de Buenos Aires, establece el uso compasivo de un medicamento con cannabis, según reclama un paciente que sufre fuertes dolores producto de una neuropatía. El escrito judicial admite “el uso compasivo de productos médicos” porque el derecho “no puede ser insensible al dolor y al sufrimiento humano”. Si bien el magistrado deja claro que el cannabis “es una sustancia prohibida en el país”, permite su uso en forma de fármaco atento a las pruebas presentadas.

El pedido fue promovido por el propio paciente, quien permanece internado en el Hospital Tornú, de la Ciudad de Buenos Aires, y padece fuertes dolores como consecuencia de una neuropatía periférica en sus extremidades. El hombre, cuya identidad fue preservada, presentó una acción de amparo para pedir “prescripción, suministro y/o entrega” de cannabis, de modo que los médicos puedan recetarle una medicación alternativa para paliar el dolor, porque la metadona le genera efectos secundarios perjudiciales.

El juez Schleiber evaluó que, aun cuando el uso y el suministro de cannabis es ilegal en Argentina, algunas normas penales “conspirarían contra un adecuado ejercicio y goce de derechos individuales como el de la salud, dignidad, intimidad o la autonomía”. “En nuestro país, la autoridad administrativa competente en la materia no ha autorizado aún el ‘uso medicinal o terapéutico’ del cannabis, ni este se encuentra tampoco reconocido de modo amplio o difundido como integrante de la terapéutica”, señaló el juez, quien recordó que en otros países sí se contempla su uso, “ya sea mediante formas de consumo directo o a través de fármacos derivados, como por ejemplo el Sativex”.

Por otra parte, Schleiber advirtió que el paciente ya había recurrido con éxito a componentes del cannabis para paliar sus dolencias. Esa ingesta, propiciada por la relación entre el hombre y su médico, permitió la posibilidad de disminuir las dosis de metadona y “mejoró el estado anímico” del paciente.

El juez advirtió que el hecho de que esa ingesta no hubiera sido incluida en su historia clínica no es ajeno “a la total, severa e inconstitucional prohibición legal existente respecto de su consumo y a las penalizaciones y las prohibiciones que rigen respecto de los profesionales de la salud”. En este caso en particular, argumentó Schleiber, la administración de un medicamento con cannabis debe estar contemplado por el “régimen de uso compasivo de productos médicos”, que permite la autorización de importación o uso de productos medicinales no comercializados en el país, “en situaciones clínicas que incapacitan o deterioran la calidad de vida” o también “cuando no es efectiva la terapéutica convencional reconocida o se presenta intolerancia a los tratamientos existentes”.

En su resolución, el juez dispuso que los médicos del Hospital Tornú consulten con las autoridades académicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata para determinar la factibilidad del uso de cannabis en este caso en particular. En caso de que los especialistas lleguen a un acuerdo, el gobierno porteño –autoridad administrativa de quien depende el Hospital Tornú– deberá solicitar a la ANMAT la autorización para el ingreso al país del producto médico requerido y su posterior uso.

En la actualidad, algunos de los medicamentos a base de cannabis aprobados circulan por países europeos. Uno de ellos es el Marinol, el cual se recomienda para controlar náuseas y vómitos en pacientes de cáncer que están en tratamientos contra el cáncer, como quimioterapia. Además se utiliza para estimular el apetito en pacientes de cáncer o Sida y como análgesis para tratar el dolor neuropático de la esclerosis múltiple. Además, el Cesamet, también controla náuseas y vómitos en pacientes que están bajo tratamiento de cáncer.

En tanto, en vías de aprobación se encuentra el Sativex, extracto del cannabis en forma de aerosol que contiene dos componentes de la planta. El mismo se recomienda para tratar la espasticidad muscular y el dolor en pacientes con esclerosis múltiple, así como analgésico en pacientes con cáncer que padecen de dolor moderado a severo.

Además, existe un nuevo medicamento para combatir la epilepsia a base de marihuana, el cual tiene grandes posibilidades de llegar al mercado después de sus "exitosas pruebas clínicas", informa la prensa británica. Epidiolex, que así se llama el nuevo fármaco, se está ensayando en niños con el síndrome de Dravet y otras formas de epilepsia, y que no responden a los medicamentos comunes.

DESCARGA: Fallo judicial que avala el uso compasivo de un medicamento a base de cannabis.