Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 28/7/15
Mercado

#Mercado

Secretos de la operación que transformó a Teva en el principal productor de genéricos del planetaADJUNTO

Mercado

TEL AVIV, julio 28: Las negociaciones incluyen la oferta hostil para comprar a Mylan, el principal objetivo de la farmacéutica israelí. Al no poder avanzar, se decidió a comprar el área de genéricos de Allergan. En tanto, siguen las presiones para adquirir la tercera firma del sector, la irlandesa Perrigo.

#cannabis
Afirman que el país tiene los recursos para producir su propio aceite de cannabis medicinal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13: Lo dijo la responsable del segundo ensayo clínico aprobado en el país, Silvia Kochen, que comenzará en el hospital “El Cruce” de Florencio Varela. Además, dijo que hay condiciones para el autocultiuvo, si se cambia la actual ley.
#NuevosTratamientos
La FDA aprobó el uso de un nuevo antibiótico para tratar la tuberculosis
ADJUNTO
WASHINGTON, agosto 15: la agencia reguladora de Estados Unidos dio el visto bueno para el uso de pretomanida en combinación con bedaquilina y linezolida para el tratamiento de un tipo específico de la enfermedad.

Fue una negociación larga, compleja, y tensa. Ayer, el mundo farmacéutico asistió a la creación del “gigante de los genéricos”, cuando el laboratorio de vadera israelí Teva anunció la compra del área dedicado a esos medicamentos de Allergan. La fusión, una operación de 40.500 millones de dólares, crear un nuevo emporio en el sector, y le dará a la firma una capacidad de negociación ante gobierno nunca vista hasta ahora. La “guerra de los genéricos” se lanzó hace unos meses, cuando Teva inició el proceso de compra hostil de su principal competidor, Mylan, que resistió los embates. La nueva operación desactiva esta compra, pero deja al mercado en manos de dos grandes jugadores. La venta a seguros de salud, la gran meta de ambas empresas.

Según la información que circuló ayer en los principales medios financieros del planeta, la compra del área de genéricos de Allergan por parte de Teva crea el mayor laboratorio productor de estos fármacos. Del total, Teva abonará 33.750 millones de dólares (30.700 millones de euros) en efectivo y el resto, 6.750 millones de dólares (6.100 millones de euros), en acciones. Esto representa un estimado por debajo del 10 por ciento de participación accionaria en la compañía ampliada, según un comunicado de la empresa israelí.

Esta operación convierte a Teva en “el mayor fabricante mundial de medicamentos genéricos”, y a su vez, le otorga “mayor poder de negociación con los gobiernos y las compañías de seguros de salud privados”, el gran objetivo de la firma desde que comenzó el proceso de ensanchamiento de su negocio. La mira de la firma era quedarse con su principal competidor en el mercado, el laboratorios Mylan, pero la resistencia de sus accionistas frustró la operación, que los analistas consideran caída luego de esta nueva fusión.

En tanto, Allergan, propietaria del exitoso tratamiento contra las arrugas Botox, había informado por su parte el domingo pasado que comprará la empresa de biotecnología Naurex , que está desarrollando un antidepresivo de acción rápida. Se espera que la transacción de 560 millones de dólares (509 millones de euros) se cierre antes de fin de año.

Teva llevaba varios meses tras la firma de un acuerdo de 40.100 millones de dólares (36.500 millones de euros) para comprar Mylan y, de este modo, consolidar su papel de líder de la industria. Sin embargo, sus intentos se vieron frustrados ante la negativa de Mylan. La semana pasada, la fundación independiente de Mylan ejerció su opción de adquirir una serie de acciones que le permiten controlar la mitad de la compañía.

Este movimiento dificultó aún más la situación y la posibilidad de que Teva se ganara a la mayor parte de los accionistas. Abbott Laboratories, principal accionista de Mylan, ya explicó en junio que respaldaría el plan de Mylan para evitar su venta a Teva.

Mylan por su parte, está llevando a cabo diversas estrategias para poder adquirir a su competidor, Perrigo, cuya sede se encuentra en Dublín. Perrigo que se encarga de la prescripción de medicamentos, con y sin receta, ha rechazado hasta ahora los 33.000 millones de dólares (30.000 millones de euros) de la oferta de Mylan.

La confirmación de la operación disparó el valor de Teva. Antes del anuncio, el valor de mercado de la farmacéutica era de 60.000 millones de dólares, pero ayer lunes su acción se disparó 16,4 por ciento. De recibir el visto bueno de los reguladores, Teva se unirá a otras empresas, como Valeant Pharmaceuticals y la propia Allergan, que a través de adquisiciones voraces han acumulado una influencia enorme en la industria farmacéutica.

La adquisición prolonga una ola de fusiones que se ha propagado sobre la industria de la salud. Los acuerdos entre farmacéuticas anunciados este año alcanzan los 180.000 millones de dólares (163.800 millones de euros), según datos compilados por Bloomberg. Esta cifra se encuentra próxima a batir los 200.000 millones de dólares (182.000 millones de euros) del año pasado.

Los analistas consideran que empresas de tamaño mediano como estas son las que en los últimos años “han alimentado el veloz ritmo de consolidación en el sector, parte de un auge más amplio de las fusiones y adquisiciones, conforme aprovechan los bajos costos de endeudamiento y, en algunos casos, menores tasas impositivas si trasladan las sedes corporativas a otros países”. También atraen la aprobación de los inversionistas que han impulsado al alza sus acciones. En tanto, rivales más grandes y más establecidos se han mantenido al margen de grandes transacciones.

El año pasado, Teva registró 9.100 millones de dólares en ventas de genéricos, en torno a 12 por ciento del mercado global, según EvaluatePharma. Los genéricos constituyeron casi la mitad de sus 20.300 millones de dólares en ventas en 2014. En tanto, Allergan generó el año pasado ventas por 6.600 millones de dólares.

Entre los 1.000 productos de bajo costo de Allergan se encuentran medicamentos genéricos de marca, otros que se venden sin receta médica y versiones genéricas de fármacos reconocidos como el analgésico OxyContin y Concerta, para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Por eso, la transacción con Allergan le daría a Teva lo que había buscado con una posible compra de Mylan: una mayor escala en el altamente competitivo mercado de medicamentos genéricos y una oportunidad de lograr mayores reducciones de costos, lo cual la ayudarían a sobrellevar el final de una ola de vencimientos de grandes patentes.