Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/7/15
Regulaciones

#Regulaciones

Alertan sobre los peligros del uso sin control de suplementos dietarios y afrodisíacos naturalesADJUNTO

Regulaciones

BUENOS AIRES, julio 27: Se promocionan por Internet, y en muchos casos no están autorizados por la ANMAT. La semana pasada, la agencia regulatoria prohibió el denominado “Viagra natural”. Los especialistas advierten de los problemas que pueden traer a la salud el consumo de estos productos.

#IncluirSalud
Sin respuesta del gobierno, algunas farmacias bonaerenses limitan atención del Incluir Salud
ADJUNTO
LA PLATA, agosto 13: En algunas localidades del interior se atienden menos recetas, y en otras se analiza cortar definitivamente el servicio. Es por la deuda millonaria que mantiene el programa ex PROFE con el sector.
#Malaria
La OMS premió a los centros argentinos que erradicaron el paludismo
ADJUNTO
SALTA, agosto 15: La enfermedad fue eliminada en el país en mayo, según la entidad internacional Por eso, se premio a los profesionales y centros de salud que trabajaron en esta tarea

La semana pasara, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) todos los lotes de Huang He, un productor popularmente conocido como el “Viagra natural”, y que podría tener “consecuencias adversas graves para la salud”. La medida dejó al descubierto un mercado en crecimiento, sin mayores regulaciones y potencialmente muy peligroso: el de los suplementos dietarios o vitamínicos. Promocionados como naturales, estos productos son usados para mejorar el rendimiento deportivo o sexual, y no siempre están autorizados por las autoridades sanitarias. El caso de la semana pasada puso en alerta a especialistas, que apuntan a informar a las personas para evitar el uso indebido.

La venta de suplementos dietarios, vitaminas y afrodisíacos naturales explotó en los últimos tiempos gracias a Internet. La mayoría son de venta libre y se los considera saludables por su origen vegetal, según sus promotores, pero muchos ni siquiera están registrados en la ANMAT, por lo que pueden ser realmente peligrosos. Además, no siempre cuentan con un respaldo científico riguroso como para usarlos a discreción.

“Lo peligroso es que mucho de estos suplementos dietarios se pueden conseguir en internet pese a no estar aprobados por la ANMAT”, apunta la toxicóloga Ana María Girardelli, para quien no deja de ser preocupante que, en este último tiempo, “haya avanzado tanto la cultura donde las farmacias son reemplazadas por las dietéticas”.

En una nota publicada por el diario El Día de La Plata, Girardelli apunta que, al igual que ocurre con los medicamentos alopáticos, “hay que tener en cuenta que no todos son para cualquier persona. Sean suplementos de origen natural o no, deben estar indicados por un médico. Puede que haya alguno que sea beneficioso pero no ser aconsejable para alguien hipertenso. Cada producto debe estar adecuado al paciente. No se pueden consumir como si fuesen inocuos porque no lo son”.

Más allá de aquellos productos vitamínicos que prometen hacer bajar de peso de modo “natural”, tal vez el ejemplo más llamativo del fenómeno lo de actualmente la creciente oferta de suplementos que prometen mejorar la sexualidad del hombre. “Recupere la vigorosidad”, “aumente su deseo” o “solucione sus problemas sexuales”, son algunas de las tantas promesas escritas en las etiquetas de estos productos que se autodenominan afrodisíacos.

En la sobreoferta de productos vigorizantes, como se dijo, también hay infinidad de publicidades de “afrodisíacos naturales” tales como el jengibre, la maca peruana o el ajo negro, como ingredientes de distintos suplementos dietarios que llevan la promesa de virilidad instantánea a quienes los consuman.

En tanto, el Huang He, la pastilla conocida como “Viagra chino” que la semana pasada ANMAT sacó de circulación, sin duda era más el popular de estos suplementos. Según la información del envase, los comprimidos contienen ginseng, astrágalo, esquizandra, ginkgo biloba y d-Alfa-Tocoferol (vitamina E). Sin embargo, un grupo de especialistas del Hospital de Clínicas y y de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA analizó este producto y descubrió que también contenía aminotadalafilo, una droga de la familia del sildenafil. “Veíamos que los pacientes que lo tomaban tenían beneficios sexuales pero también efectos negativos, como los que produce el sildenafil en pacientes cardíacos”, destacaron los responsables del estudio.

Frente a esto, desde la ANMAT tomaron cartas en el asunto e informaron que “Huan He contiene aminotadalafilo, una sustancia no aprobada como complemento dietario”. La entidad detalló que el aminotadalafilo “no se encuentra aprobado para utilizarse como ingrediente en suplementos dietarios”, ya que es una sustancia obtenida “mediante síntesis química, es decir no es un producto natural”.

Esta sustancia, explica el informe del organismo, “posee actividad farmacológica de inhibición de la enzima fosfodiesterasa 5 (PDE-5). Al igual que su análogo Tadalafilo, se utiliza en el tratamiento de la disfunción eréctil pero no se encuentra aprobada siquiera para su empleo en medicina humana”. De esta manera, la ANMAT explicó que “existe una probabilidad razonable de que el consumo de este producto provoque consecuencias adversas graves para la salud”, y por este motivo recomendó “abstenerse de adquirirlo y consumirlo”.

En nuestro país, según varios especialistas, apenas la mitad de los diez suplementos dietarios de origen vegetal que más se consumen contaría con unos pocos estudios confiables como para convencer a un médico responsable. Por eso los especialistas coinciden en que no se puede subestimar los efectos fisiológicos de los suplementos de origen vegetal. “Hay que consultar sobre el consumo de cualquier infusión, píldora o gotas aparentemente inocuas”, insiste Giardelli, quien además destaca que existe una línea especial para hacer esas consultas: 0800-222-9911.