Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
SaludPública

#SaludPública

Todos enfermos: estudio afirma que el 95% de la población mundial tiene un problema de salud

ADJUNTO
SaludPública

WASHINGTON, junio 9: Las cifras pertenecen a un estudio realizado por especialistas en estados Unidos, y publicados en la revista especializada The Lancet. Los males asociados con la diabetes, el Alzheimer, el abuso de medicamentos y la artrosis, las enfermedades que más crecieron en las últimas décadas.

#ProducciónPública
Ya se usa la primera versión pública del medicamento recomendado por la OMS para realizar abortos seguros
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 19: El sistema de salud de Santa Fe recibió las primeras partidas del misoprostol producido por su planta estatal LIF. El producto pasó las pruebas de seguridad y si lo aprueba la ANMAT podrá usarse en todo el país.
#DietaSaludable
En España, farmacias fomentan la dieta mediterránea pos su valor sanitario
ADJUNTO
MADRID, septiembre 16: En una charla, los farmacéuticos de la localidad de Zamora dicen que llevar adelante una alimentación equilibrada tiene varios beneficios, entre ellos una mejor interacción con los medicamentos.

El paraíso de los productores de medicamentos puede definirse como un mundo totalmente enfermo, que dependa de los medicamentos para vivir. Aunque parezca alocado, el planeta está muy cerca de eso. Es que un estudio reciente asegura que el 95 por ciento de la población mundial tiene algún problema de salud. Los datos surgieron de un estudio realizado en Estados Unidos, con información de todo el planeta entre los períodos 1009 y 2013. Las conclusiones afirman que muchas personas viven actualmente con hasta cinco enfermedades. Los males más frecuentes fueron mutando con el correr de los años.

El trabajo “Estudio global de la carga de la enfermedad (GBD)” acaba de ser publicado en la revista británica The Lancet, y destaca que “más del 95 por ciento de la población del mundo tiene algún problema de salud”. El mismo se basó en el análisis del periodo 1990-2013. La investigación indica, además, que la proporción de años de vida saludable perdidos por diversas dolencias aumentó al pasar del 21 por ciento en 1990 al 31 por ciento en 2013.

“A medida que la población mundial aumenta y se incrementa el número de ancianos, las personas que viven en condiciones no totalmente saludables pueden verse incrementada en los próximos años”, agrega el estudio, presidido por Theo Vos, del Instituto de Sanidad y Evaluación de la Universidad de Washington, Estados Unidos.

Los investigadores llegaron a esta conclusión tras analizar en detalle distintos aspectos del estado de la salud de la población en todo el mundo entre 1990 y 2013. En los últimos 23 años, agregan, las principales causas del deterioro de la salud cambiaron considerablemente. En 2013, la artritis, los dolores de espalda, la depresión, la ansiedad, el consumo de alcohol y las drogas contabilizaron casi la mitad de los problemas de salud de la población.

Además, los autores señalan que, por ejemplo, el fuerte incremento de los casos de diabetes –que aumentaron un 43 por ciento en los últimos 23 años- contrastó con el incremento de muertes por esta enfermedad, que fue de tan sólo el 9 por ciento.

"El que la mortalidad esté descendiendo más rápido que las enfermedades no mortales y que prevalezcan las lesiones es otra prueba de la importancia de prestar atención al aumento de la pérdida de salud y no centrarse simplemente en reducir la mortalidad", señaló Vos.

El GBD analizó 35.620 fuentes de información sobre las enfermedades y lesiones registradas en 188 países en el periodo indicado y su impacto en el sistema sanitario de las naciones. Según el estudio, hubo un aumento en la pérdida de salud asociada con la diabetes (un alza del 136 por ciento), del Alzheimer (un 92 por ciento), abuso de medicación (120 por ciento) y artrosis (75 por ciento).

En países como México, Nicaragua, Panamá y Venezuela, la artritis fue el tercer factor que contribuyó a la discapacidad. Vos ha resaltado que los problemas mentales que afectan a la población no han recibido la atención necesaria. "Atender estos asuntos requerirá un cambio en las prioridades sanitarias en todo el mundo, no ya para que la gente viva hasta ser mayor, sino que también estén sanas", agregó Vos.