Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
SeguridadSocial

#SeguridadSocial

Las intoxicaciones con psicofármacos llegan a las guardias de los hospitales del interior bonaerense

ADJUNTO
SeguridadSocial

LA PLATA, junio 1º: En varias localidades los especialistas aseguran que en especial los fines de semana las guardias se pueblan de adolescentes que mezclan estos medicamentos con alcohol. En lugares como Junín, se llegan a atender hasta dos casos diarios promedio. El alerta de los farmacéuticos por el aumento del mercado negro.

#Sarampión
Alerta sarampión: las farmacias se unen a la lucha contra la enfermedad
ADJUNTO
LA PLATA, octubre 18: Los mostradores comunitarios se suman a la aplicación de la vacuna triple viral, como parte del plan preventivo que se lleva adelante en todo el país por el brote, el peor de los últimos 20 años. Uno de los primeros programas se dio en Lomas de Zamora, y podría extenderse a otras zonas de la región. A nivel mundial, los especialistas Se preguntan si no es hora de sumar estos recursos a las estrategias de vacunación.
#Opinión
Día Nacional de Lucha contra la Obesidad: un grave problema para la salud pública
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 16: Desde 2017, en la Argentina el 16 de octubre se conmemora esta fecha que busca instalar la problemática en la agenda pública. Para analizar la realidad del país en la materia, la médica nutricionista Virginia Busnelli escribe esta columna de opinión para la agencia Télam.

Los datos son alarmantes: el aumento del consumo de psicofármacos mezclados con alcohol es una realidad que se extiende por todo el país. Sólo en 2013 las ventas de estos medicamentos se dispararon, y esto, sumado al mercado negro, hace que sea muy habitual entre adolescentes y jóvenes el abuso de ambas sustancias. Lo que se creía una realidad de las grandes ciudades se fue instalando en el interior del país. En la provincia de Buenos Aires, las guardias hospitalarias atienden muchas intoxicaciones por el uso de estos fármacos. En Junín, por ejemplo, los médicos afirman que atienden dos casos diarios, mientras que el fin de semana los chicos que llegan con los efectos se multiplican.

Según una nota publicada en el diario La verdad de Junín, en el hospital local se atienden “al menos dos casos diarios y una catarata los sábados y domingos”, con chicos desde 14 años sin diferencias de clases sociales. Desde el sector farmacéutico advierten que el consumo elevado de estos productos se da por un mercado negro "que no para de crecer”.

La guardia del hospital Interzonal “Abraham Piñeyro” es escenario de los efectos del abuso de estos fármacos, la segunda causa de atención, sólo superada por los lesionados en accidentes de tránsito. Los profesionales son claros: cada día, y muy especialmente los fines de semana, el consumo de alcohol, drogas y psicofármacos producen la mayoría de las intervenciones médicas en el hospital.

Fernando Maidana, médico del área de emergencias del centro asistencial, en 2011 graficó este panorama: “En estos últimos meses hemos venido notando un aumento del consumo de psicofármacos, la droga y el alcohol, una problemática social con la que acá nos encontramos a diario y que se profundiza los fines de semana. En general, podemos hablar de un promedio de entre cinco y diez personas por día que llegan con ese tipo de cuadro”.

En este marco, en jóvenes de entre 15 y 25 años “abunda el consumo de alcohol, en muchos casos mezclados con psicofármacos”. “Las sobredosis se observan en gente de hasta 40 años, e incluso un poco más, con predominio de alcohol y cocaína. Generalmente no te dicen qué fue lo que tomaron, pero por los síntomas y la observación que realizamos, llegamos a la conclusión de que la ingesta de cocaína es alta. En muy escasa proporción se perciben pacientes que lleguen afectados por marihuana o éxtasis”, decía Maidana ya hace unos años.

El médico contó que “desde hace un año que estoy a cargo de la dirección, pero ya cuando hacía guardias se recibían chicos y adultos también, que consumen alcohol, psicofármacos o cualquier otra combinación”. “En la semana se reciben al menos dos casos diarios, y los fines de semana arranca una caravana desde el viernes hasta el domingo a la noche, según aseguran los médicos que están en la emergencia”, detalló.

El director del HIGA dijo que “este consumo es muy peligroso por las consecuencias neurológicas y cardíacas, porque la mayoría de los chicos llegan con dolores de pecho intensos, arritmias y otros cuadros”. “Son ellos mismos los que confiesan que ‘se pasaron’, o dicen ‘estoy en directo desde ayer’, y llegan realmente mal, pero después de pasar la situación al tiempo vuelven a caer”, agregó, puntualizando que “las mezclas suelen ser letales. Sabemos que ha habido casos en los lugares de vacaciones, con finales fatales”.

En esta realidad preocupante, ya no hay diferencias entre clases sociales. El médico apuntó que “se sientan a consumir, no importa qué tienen. Ahí se sienten todos iguales, sin diferencias. Lo único distinto es que los de clase media-alta consultan más en centros asistenciales privados”.

Abusar del consumo de psicofármacos y, peor aún, combinarlos con alcohol u otras drogas, tiene consecuencias severas para la salud. “Bajo los efectos de esta sustancia, la persona disminuye la posibilidad de respuesta, sufre de confusión y corre el riesgo de generar dependencia o adicción”, explicó el subsecretario de Salud Mental y Atención a las Adicciones, Carlos Sanguinetti. Pero lo más preocupante es que “puede retardar el proceso de respiración y provocar un paro cardiorrespiratorio que desencadene, inclusive, en la muerte”, añadió.

Según el informe trimestral del INDEC la facturación general de medicamentos subió un 37,5 por ciento durante el tercer trimestre de 2012 con relación al mismo período del año pasado. En ese incremento, los medicamentos del sistema nervioso fueron los que más demandas tuvieron, con 913 millones de pesos, seguidos por los destinados al aparato digestivo y metabolismo con 839 millones, los medicamentos del aparato cardiovascular con 821 millones, y los antineoplásicos e inmunomoduladores con 806 millones de pesos. Estos cuatro grupos de medicamentos concentraron el 56,5 por ciento de la facturación total.