Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
SaludPública

#SaludPública

El virus Zika, otra enfermedad trasmitida por el mosquito del dengue que podría llegar al país

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, mayo 12: El mal ya fue detectado en Chile y Brasil, y los especialistas aseguran que están dadas las condiciones para que desembarque en la Argentina. Con síntomas similares al dengue y la fiebre de chikungunya, puede ser más benigna, aunque podría transmitirse por contacto sexual. Combatir el Aedes aegypti, la clave de la prevención.

#Sarampión
Crearán un “escudo sanitario” en la triple frontera para evitar la propagación del sarampión
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 16: El país, junto a Brasil y Paraguay, iniciarán hoy una campaña de vacunación para frenar la posible circulación viral en la zona. También aplicarán dosis contra fiebre amarilla. El fin de semana se confirmaron tres nuevos casos, y ya son 10 los registrados este año.
#Debates
Amenaza pandemias: ¿está la Argentina preparada para hacer frente a un escenario de crisis?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 20: Un informe de la OMS y el Banco Mundial dice que el planeta puede afrontar una catástrofe sanitaria, con 50 a 80 millones de muertes. Los especialistas argentinos debaten si estamos listos para afrontarlo, y destacan la capacidad de país para vacunar como una clave para este tipo de eventos.

Hace unos días, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó una alerta preventiva por la presencia en el norte de Brasil del llamado virus Zika, una enfermedad trasmitida por el mismo mosquito que el dengue. El mal, original de África, ya fue detectado en Chile, y los especialistas aseguran que “hay condiciones” para que llegue en breve a la Argentina. Con síntomas similares al dengue y la fiebre chikungunya, la enfermedad es una nueva amenaza para la salud pública de la región, y si bien suele ser más benigna que sus “parientes”, puede sumar un dolor de cabeza a las autoridades, que trabajan para erradicar el Aedes aegypti como principal forma de luchar contra estos males. Estudios afirman que el nuevo virus podría contagiarse a través del contacto sexual.

La presencia de virus Zika en Chile y Brasil es una fuente de alarma para nuestro país. En el país trasandino, el mal llegó desde la Isla de Pascua, proveniente de Asia, por lo que el Ministerio de Salud chileno dispuso desde entonces “medidas de vigilancia para turistas que volvían de la isla”. En suelo brasilero, el Zika fue detectado en los estados de Bahía y Paraiba, del norte del país, a lo largo de los últimos meses. En concreto, el 29 de abril, científicos del Instituto de Biología de la Universidad Federal de Bahía comunicaron haber aislado el virus en muestras provenientes de pacientes de la ciudad de Camaçari, en la región metropolitana de Salvador de Bahía.

Ante estas situaciones, en la Argentina el Ministerio de Salud puso en alerta sus equipos preventivos. Según un informe publicado hoy en el diario Página/12, “los casos notificados recientemente en Isla de Pascua dan testimonio de la expansión de este virus, que podría ingresar a nuestra región en un futuro no muy lejano”, por lo cual “el Instituto Maiztegui, de Enfermedades Virales Humanas, trabaja para su incorporación a la rutina diagnóstica”.

La enfermedad tiene “un período de incubación de tres a seis días” y presenta “un cuadro agudo de exantema (enrojecimiento, eventualmente ampollas), fiebre, dolor e inflamación en las articulaciones, conjuntivitis, dolores musculares y de cabeza”, según la información suministrada por el Ministerio de Salud. La enfermedad dura un promedio de seis días y se puede extender hasta los 14 días, y en general se cura espontáneamente.

Héctor Coto, director nacional de Enfermedades Trasmisibles por Vectores, la caracterizó como “un cuadro parecido al dengue pero más benigno en su intensidad y evolución”.

Por su parte, Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical y Medicina del Viajero del Hospital Muñiz, señaló que “probabilísticamente están dadas las condiciones para que el zika llegue a la Argentina, aunque no sepamos todavía cómo y cuándo. Sucede que vivimos en un planeta cada vez más chico, con un movimiento cada vez mayor de personas: se prevé que para fines de 2015 llegaremos a 1200 o 1300 millones cruzando fronteras internacionales, llegando de un lugar del mundo a otro en horas, en tiempos muy inferiores a los de la incubación de una enfermedad infecciosa. Para el caso del Zika vale tomar en cuenta el modelo de la chikunguña, que llegó en 2007 al Caribe y hoy está a las puertas de la Argentina, en Brasil, Paraguay y Bolivia. Alcanza con que haya personas con el virus en su sangre que lleguen a lugares con presencia del mosquito vector: suele ser cuestión de tiempo”.

Además del mosquito, el Zika virus podría tener otra forma de trasmisión. Así lo plantea el trabajo “Potencial trasmisión sexual del Zika virus”, de Didier Musso y colaboradores, publicado en la revista Emerging Infectious Diseases, que edita el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. El informe considera el caso de un paciente de Tahití, que, en 2012, dos semanas después de haber padecido el zika, consultó por “hematospermia”, presencia de sangre en el fluido seminal: al analizar el semen, se encontró el Zika virus. Los investigadores suman este caso al de un estadounidense que, en 2008, presentó síntomas de zika al volver de un viaje a Senegal; cuatro días después, advirtió sangre en su semen; y su esposa, que no había viajado y había tenido relaciones con él, manifestó los síntomas de zika. Estos casos “sugieren que la transmisión del Zika virus por el fluido seminal es posible”, sostiene el artículo en la revista del CDC.

El Zika virus fue aislado por primera vez en 1947 en un mono rhesus, en Uganda. En 1954 se describió el primer caso de infección en un humano, en Nigeria. Después se registraron casos en África, Malasia, Pakistán, Indonesia, Camboya y Tailandia, y en 2007, una epidemia en la isla de Yap, Micronesia, afectó a más de 6000 personas. Desde entonces tuvieron lugar epidemias en zonas insulares del Pacífico, que el año pasaron llegaron a la isla de Pascua.

Además, su llegad a Brasil preocupa y mucho. Según el investigador brasilero Gúbio Soares, quien suscribió el informe, “es posible que el virus haya llegado a Bahía el año pasado, en oportunidad de la Copa del Mundo de Fútbol, que atrajo a personas del mundo entero. Estimamos que algunas estaban infectadas y fueron picadas por los mosquitos transmisores”. Los resultados todavía deben ser confirmados por las autoridades sanitarias brasileñas.