Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
SaludPública

#SaludPública

Estados Unidos le “declara la guerra” a las bacterias resistentes a los antibióticos con un plan de contención

ADJUNTO
SaludPública

WASHINGTON, marzo 30: El gobierno norteamericano lanzó un programa trimestral para frenar el avance de estas cepas, resistentes a los medicamentos conocidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), estas bacterias causan 23 mil muertes anuales, y millones de dólares en gastos al sistema de salud. Hasta el presidente Obama pidió un control del consumo de antibióticos, una de las causas de la proliferación de este problema.

#Suicidios
Día Mundial para la Prevención del Suicidio: el compromiso es clave
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 9: Maureen Birmingham, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la Argentina recuerda los ejes de esta fecha, que se eligió para concientizar a nivel mundial que el suicidio, considerado uno de los mayores problemas de salud pública a nivel mundial.
#Opinión
El Instituto Tomás Perón y su contribución al acceso a medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 11: Daniel Godoy, director del Instituto de Estudios en Salud de ATE, describe en esta primera entrega la realidad de la producción pública de medicamentos en la Provincia, y el deterioro de la actividad.

Hace unos meses, un reconocido hospital de Los Ángeles sufrió los efectos de una “súper bacteria”, resistente a casi todos los medicamentos conocidos, que afectó a más de 70 pacientes. Ese fue sólo uno de los muchos casos en que estas cepas aparecen en el sistema sanitario norteamericano, causando muertes y pérdidas millonarias. Ante esto, el gobierno de Estados Unidos anunció un plan para tratar de frenar a estas bacterias, que resisten los antibióticos y amenazan con dejar sin cura a muchos males. El propio presidente Barack Obama le apuntó al consumo abusivo de estos fármacos como uno de los problemas a solucionar.

El plan de contención de estas bacterias resistentes fue lanzado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), con el aval de la Casa Blanca. Se trata de un programa quinquenal para combatir “la amenaza de los gérmenes resistentes a los antibióticos”. Se estima que las bacterias resistentes a los antibióticos causan cada año en el país 23 mil muertes y dos millones de enfermedades.

La meta de este plan es, según diversos medios de ese país, “prevenir y contener brotes de infecciones tanto en Estados Unidos como en otros países”. Se propone mantener “la capacidad de los antibióticos actuales para combatir enfermedades y desarrollar nuevos tratamientos”. El plan es el resultado de una orden de Obama firmó en septiembre para formar un grupo de trabajo sobre el tema. El presidente también le ha pedido al Congreso que casi duplique su financiamiento para combatir la resistencia a los antibióticos, a 1.200 millones de dólares.

El interés del mandatario por esta situación no es nuevo, ya que tiempo atrás realizó una advertencia pública. En una entrevista con el sitio WebMD, Obama dijo que el exceso en la prescripción de antibióticos “es un problema grave”. "Los estudios han demostrado de forma habitual que gran cantidad del uso de antibióticos en Estados Unidos es innecesario", dijo.

Obama agregó que espera que su plan cree un sistema que revele en tiempo real cual es la tasa de uso de antibióticos y donde se han reportado casos de resistencia a los medicamentos. "Si podemos ver donde se prescriben estos fármacos de manera excesiva, podremos dirigir nuestra intervención donde más se necesite", sostuvo.

La Organización Mundial de la Salud dijo el año pasado que las bacterias resistentes a los antibióticos se han extendido a todos los rincones del mundo y que podrían conducir a un futuro donde las infecciones que antes eran de menor importancia puedan matar a los pacientes. La resistencia a los antibióticos también amenaza la salud de los animales, la agricultura y la economía.

Los críticos al programa dicen que sería preferible que la Casa Blanca “vaya más lejos”, sobre todo en términos de los antibióticos usados en animales que luego serán procesados para carne de consumo humano. La Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) ya le ha pedido a muchas compañías farmacéuticas que eliminen el uso de antibióticos para estimular el crecimiento de los animales, pero los grupos de defensa han pedido a la agencia que también frene otros usos de antibióticos en animales, como para la prevención de enfermedades cuando se crían animales en condiciones de hacinamiento.

"El plan sigue permitiendo la alimentación rutinaria de antibióticos a los animales que viven en condiciones de hacinamiento endémicas en granjas industriales", dijo Mae Wu, abogada para la salud de la organización Natural Resources Defense Council (Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales). "Nuestro gobierno debe tomar medidas para reducir los antibióticos a fin de proteger nuestra salud, en lugar de proteger las malas prácticas de la industria", agregó.

La gravedad del problema de la resistencia recorre el mundo, y levanta vocees de alerta La Premio Nobel de Química, Ada Yonath, aseguró que “uno de los problemas más severos que enfrenta la medicina moderna es la cada vez más notoria resistencia bacteriana a los antibióticos”. Al impartir su primera cátedra como profesora extraordinaria en la Facultad de Química de la UNAM el pasado jueves, la científica explicó que “esa resiliencia es producto del sobreuso de fármacos y la respuesta natural de los microorganismos que, al verse amenazados de muerte, alteran su genoma —rápida y eficazmente— pues, como pasaría con cualquiera de nosotros, ellos también desean vivir”.

En ese sentido, la Nobel de Química ha replanteado su apuesta: ahora sostiene que la respuesta es diseñar un medicamento por enfermedad. Fue el recepto central de su cátedra en la cual explicó qué hay detrás de esta resistencia de bacteria a antibióticos. Para darnos una idea de la rapidez de evolución de estos patógenos, consideremos su potencial para producir seis generaciones en un día —algo que a los humanos tomaría 50 años—. Si los atacamos así, las bacterias morirán y mutarán hasta que una salga indemne y transmita esta característica a su descendencia, explicó.