Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Genéricos

#Genéricos

Para potenciar su industria genérica, India quiere crear un Ministerio farmacéutico

ADJUNTO
Genéricos

NUEVA DELHI, marzo 16: Fuentes cercanas al gobierno indio afirman que se analiza crear una cartera que centralice todas las tareas relacionadas a los medicamentos. Este ente estaría a cargo de la producción de fármacos, los precios, las exportaciones y de garantizar la calidad, entre otras tareas. Buscan limitar la influencia de la industria multinacional en el sector.

#Opinión
Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el valor de la farmacovigilancia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: En el marco de la jornada que se conmemora hoy en todo el planeta, la farmacéutica Boehringer Ingelheim hace hincapié en esta columna de opinión sobre la seguridad en materia de medicamentos.
#Opinión
Mal de Chagas, una enfermedad que precisa urgente atención sanitaria
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 16: El diario La nación dedica su espacio editorial para alertar sobre este mal, que sigue siendo nueve décadas después de su descubrimiento un tema de preocupación.

La semana pasada, India se anotó un nuevo triunfo legal en su pelea con la industria farmacéutica multinacional. Dos laboratorios locales fueron autorizados a producir una versión genérica de Sovaldi, el fármaco de última generación contra la hepatitis C que tanta polémica está generando en algunos países, como España, por su alto valor. Este nuevo avance en su política sanitaria se suma a una idea dada a conocer por fuentes gubernamentales: la idea de crear un “ministerio farmacéutico”, que unifique los esfuerzos en la materia. La idea es que esta “súper cartera” tenga control sobre las autorizaciones, precios y todo lo relacionado con la industria del medicamento.

La idea del ministerio farmacéutico fue lanzada en los últimos días por fuentes cercanas al gobierno. Informes periodísticos dan cuenta que funcionarios del Gobierno “están considerando seriamente la creación de un ‘pharmaceuticals ministry’, con lo que todos los organismos reguladores bajo una tienda de campaña”.

Incluso, el jefe de uno de los ministerios que ahora comparten la supervisión farmacéutica, Ananth Kumar de Productos Químicos y Fertilizantes, dijo que él y el ministro de Estado Hansraj Ahir, “tiene planes de presentar la propuesta del primer ministro Narendra Modi”.

Bajo su plan, destacaron las mismas fuentes, un ministerio que incluía el Contralor General de Drogas de la India, la Autoridad Nacional de Precios Pharma y Drogas Organización de Control Central Standard traería la aprobación de medicamentos y pruebas, los precios, las importaciones y otras responsabilidades relacionadas con la droga bajo una sola autoridad de supervisión.

Kumar dijo que, dado el tamaño de la industria y teniendo en cuenta el consumidor, tiene sentido tener “un solo ministerio”, según la agencia de noticias Press Trust of India. En cuanto a los productos sanitarios, una fuente dijo que las autoridades están considerando varias opciones, una de incluirlos en un “ministerio pharma”, pero otros dijeron que el gobierno podría establecer “un departamento u organismo independiente para la supervisión de dispositivos”.

Por su política de genéricos, la India es considerada “la farmacias de los pobres”. Esto le trajo aparejado una fuerte pelea legal y política con los grandes laboratorios, que buscan impedir que produzcan estos fármacos sin el pago de patentes.

India es conocida como la farmacia de los pobres por su producción de medicamentos genéricos, más baratos. Suministra el 92 por ciento de los que usan los pacientes con VIH o el 60 por ciento del tratamiento contra la malaria del mundo en desarrollo. Gobiernos, agencias de la ONU y ONG son sus clientes, porque, por ejemplo, los antirretrovirales que en 2000 costaban hasta 9 mil euros por persona al año, ahora están accesibles en genérico por unos 50 euros.

India no es el primer país que decide romper la patente de un medicamento, aunque sí es la primera vez que se utiliza esta potestad para fármacos anticancerígenos. Brasil en 2007 y Tailandia en 2006 decretaron licencias obligatorias para fármacos antivirales, con el argumento de que necesitaban fabricarlos a bajo precio para combatir la epidemia de Sida.