Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Vacunas

#Vacunas

Gobierno de Pakistán arresta a los padres que se niegan a vacunar a sus hijos contra la poliomielitisADJUNTO

Vacunas

ISLAMABAD, marzo 3: Más de 400 personas fueron demoradas por negarse a aplicarle a sus hijos la dosis de la vacuna. En ese país, la polio es endémica, y los esfuerzos no logran erradicarla. Por años, los talibanes afirmaron que la vacunación es un plan de occidente para esterilizar a los niños, lo que hace que los padres rechacen el fármaco.

#EnfermedadesRespiratorias
Pese a las tareas preventivas, se mantiene en alza la cantidad de casos de tos convulsa
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 20: Según los datos del Boletín Integrado de Vigilancia Epidemiológica, el aumento de los casos de la enfermedad de coqueluche sigue vigente en todo el país, por lo que recomiendan que se complete el esquema de vacunación de los niños.
#Tendencias
Peligrosa moda en España: entregar medicamentos en los casamientos
ADJUNTO
MADRID, agosto 22: Desde hace un tiempo, en las fiestas se entregan pack de fármacos para tratar la acidez de estómago, el dolor de cabeza e incluso para el alivio de náuseas y vómitos como la domperidona. Farmacéuticos rechazan la práctica

Los brotes de sarampión en California,, Estados Unidos, y en México pusieron a los grupos “antivacunas” en la mira de las autoridades sanitarias, que insisten con el carácter solidario de la vacunación, en especial cuando se trata de enfermedades graves. Esta semana, el gobierno de Pakistán llevó ese compromiso con la vacunación a un punto hasta ahora no alcanzado: comenzó a arrestar a padres que se niegan a aplicar las dosis a sus hijos. Así, más de 400 personas fueron acusadas de “poner el peligro la seguridad pública” por negarse a vacunar a sus chicos contra la poliomielitis. La enfermedad mató en ese país asiático a más de 70 personas, por lo que las autoridades decidieron ir a fondo con su último programa de vacunas. El accionar de milicias armadas complica la situación.

En total, 471 padres fueron arrestados ayer en la localidad de Peshawar, acusados de "poner en peligro la seguridad pública" al negarse a que sus hijos reciban las vacunas contra la poliomielitis, según ha informado la cadena de televisión paquistaní Geo TV. "Hemos decidido hacer frente a los casos de negativas con mano de hierro. Cualquiera que se niegue irá a la cárcel", ha dicho el vicecomisario de Peshawar, Riaz Jan Mehsud, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC. Los arrestados sólo serán liberados si se comprometen por escrito a permitir las vacunaciones.

Pakistán es uno de los tres países del mundo donde la poliomielitis sigue siendo endémica. Los intentos de erradicar la enfermedad se han visto obstaculizados por las acciones de los milicianos y por los ataques a los equipos de vacunación que se han cobrado ya cerca de 70 vidas desde diciembre de 2012. La poliomielitis es altamente contagiosa y afecta principalmente a los niños menores de cinco años causando parálisis, a menudo permanente. No hay una cura para la enfermedad y la única forma de controlarla es prevenirla con una vacuna.

Desde enero de este año, se han registrado más de 200 casos de polio en Pakistán. Se trata del nivel más alto de infecciones en cerca de 15 años, pero a pesar de ello, no todos los padres quieren vacunar a sus hijos para protegerlos de la enfermedad.

Muchos en Pakistán creen que las campañas de vacunación son “una conspiración de occidente para esterilizar a sus niños”. Ése es el mensaje que el Talibán ha estado difundiendo durante los últimos 10 años. En 2012 los militantes del Talibán ordenaron suspender las campañas de vacunación en zonas tribales del oeste del país en respuesta a los ataques de Estados Unidos con drones.

Desde entonces ningún niño ha sido vacunado en esa región. Y el resultado, según la agencia de la ONU para la infancia UNICEF, es que cerca de 300 mil niños no han sido vacunados en los últimos dos años.

Muchos trabajadores de la salud y policías han muerto durante campañas de vacunación en Pakistán.La negativa de los padres y la influencia del Talibán no son las únicas causas del aumento en los casos de polio en Pakistán. Algunos observadores hablan de otro factor: la mala gestión por parte del gobierno.

Un informe reciente describió al programa oficial contra la polio como "un desastre". Las autoridades tardan demasiado tiempo en organizar las campañas de vacunación, que además son ineficientes, según el reporte. Los propios trabajadores de estos programas oficiales tienen demasiado trabajo y son mal pagados. Algunos me dijeron que deben esperar durante días por la escolta de seguridad.